08/03/19

YPF duplicó sus ganancias en pesos, pero en dólares crecieron solo 5%

La petrolera traspasó a precios gran parte de la devaluación. Recompuso en moneda local, pero poco en dólares.


Explotación de YPF en Vaca Muerta

El petróleo se comercializa en dólares, por lo cual la devaluación suele beneficiar a los productores de "commodities", ya que es un precio internacional. YPF tuvo inconvenientes en el mercado interno para traspasar a pesos el impacto de la devaluación, pero fue haciendo el "catch up" (como se denomina al proceso) para lograrlo y mantener su rentabilidad, en pesos y dólares. Su resultado en pesos quedó muy abultado en relación a 2017, pero en moneda estadounidense, el crecimiento es muy inferior.

"YPF logró fortalecer su posición de mercado con un aumento en los volúmenes comercializados del 4,5% en gasoil y 3,7% en combustibles. En el caso de las naftas, la baja en dólares fue de 5,3% y en el caso del gasoil fue del 1,7%, 2017 (versus) 2018", resume la compañía.

"Las ventas de petróleo crudo totalizaron $ 145.300 millones, siendo un 98% superiores en pesos a las del año anterior", destaca la compañía. El precio de "realización" (promedio) del petróleo crudo aumentó un 17,7%, llegando a un promedio de US$ 63,4 por barril", explica la compañía. Los volúmes "vendidos a terceros" aumentaron un 33%.

Pese a que el mercado de combustibles tuvo una leve contracción general en 2018 (un retroceso de 0,63%), YPF anotó mejoras en las ventas de naftas y gasoikl, salvo en el caso de los premium.

"Las venta de naftas ($ 97.100 millones) fueron 63,9% superiores a las de 2017, debido a un incremento del 58% en el precio promedio, sumado a aumento en los volúmenes totales despachados del 3,7%", puntualizó la compañía. "Pese a lo anteriormente descripto, se observó una disminución del 7,6% en los volúmenes vendidos de nafta Infinia (nafta premium)", desglosaron.

El despacho de gasoil es el negocio más voluminoso en combustibles. Para la petrolera de mayoría estatal, fueron $ 139.700 millones, un 73,3% más que en 2017. En eso se combina un 65,9% de aumento en los importes y mayores volúmenes por 4,5%. El gasoil "premium" Infinia experimentó mayores ventas -16,5%- que también contribuyeron a ese resultado.

Con inversiones por $ 95.358 millones, YPF logró rebajar la relación entre su deuda y sus ganancias. Fue de 1,68, cuando en ejercicios anteriores tocó casi el 2 a 1 (dos dólares de deuda por cada uno de ganancia).

La producción de crudo se mantuvo estable durante el año pasado. En gas, hubo una exceso de oferta -que el mercado no pudo absorber-, lo que provocó una caída de 4,6% del gas extraído en relación a 2017.

Durante el 2018, YPF puso en producción 385 pozos de petróleo y gas de los cuales 148 corresponden al no convencional, una muestra de la actividad de la compañía tanto en sus yacimientos convencionales como no convencionales.

Fuente: Clarín