03/09/19

El Gobierno prorroga licitación de la primera línea de alta tensión bajo esquema PPP

En detalle, cuáles son las nuevas fechas, los motivos de la postergación y qué aspectos podrá reformular Argentina de cara a la expansión de lineas de transmisión.


A través de la Circular 3/2019, la Secretaría de Gobierno de Energía del Ministerio de Hacienda resolvió en la última semana de agosto comunicar la modificación del calendario de la primer Licitación Pública Nacional e Internacional para la expansión del sistema de transporte bajo la modalidad de Participación Público-Privada (PPP).

El proyecto en juego, “Líneas de Transmisión – Etapa I”, contempla la construcción de la Línea de Extra Alta Tensión en 500 kV E.T. Río Diamante – Nueva E.T. Charlone, Estaciones Transformadoras y obras complementarias en 132 Kv.

En esta semana estaba previsto el vencimiento del plazo para recibir las ofertas, apertura de sobres Nº1 (oferta técnica) y posterior calificación de los oferentes. Sin embargo, el nuevo aviso oficial señala dos modificaciones al calendario del proceso licitatorio:

Se PRORROGA LA FECHA DE CIERRE PARA EFECTUAR CONSULTAS, fijándose para ello el 18 de octubre de 2019, a las 17.00 horas.

Se PRORROGA LA FECHA DE VENCIMIENTO DEL PLAZO PARA LA PRESENTACIÓN DE OFERTAS Y APERTURA DE SOBRES N° 1, fijándose para ello el 11 de noviembre de 2019, en el horario de las 15:00 horas, en la calle Hipólito Yrigoyen 250, piso 5°, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuentes del Gobierno informaron a este medio que, así como sucedió con la licitación del gasoducto a Vaca Muerta, las postergaciones se dieron en función del pedido de más tiempo de distintos oferentes para poder presentarse.

Cierto es que buena parte del mercado está a la espera de cierta estabilidad política y económica para aventurarse a nuevos negocios. Dada la coyuntura actual, se complicaría encontrar buenas condiciones de financiamiento para estos proyectos por lo que los presuntos precios a presentarse aún no serían competitivos.

Ante este escenario, Energía Estratégica se comunicó con Paulo Farina, consultor económico-energético y exsubsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, para saber qué aspectos podría reformular Argentina vista la postergación de la licitación para la expansión de lineas de transmisión.

“En estas condiciones, lo más razonable es posponer la licitación porque no hay condiciones de financiamiento y estos PPP son puramente con lineas financiadas. Con lo cual, no hay ninguna posibilidad de tener un precio racional en este contexto”, introdujo Farina.

Con en el aumento del riesgo país y las dudas sobre posibles cambios en la política del sector energético nacional, las empresas deben revisar nuevamente las condiciones y requerirían más tiempo para consultas y presentar su oferta final.

El éxito de esta convocatoria además de empresas constructoras interesadas en licitar dependería de la participación de un consorcio de bancos financiadores que encuentren respuestas en la calidad crediticia del Gobierno.

“La banca local no tiene dimensión para financiar la expansión del sistema de transporte. La alternativa es a través de consorcios bancarios. Obviamente, se puede recibir apoyo de organismos multilaterales pero el próximo Gobierno será quien pueda responder si estos proyectos estarán entre sus planes o qué otro uso le darán a estos fondos”.

“Hoy, no está el financiamiento”, sintetizó.

Respecto a las prioridades que deberían tratarse desde Nación, el exsubsecretario de Energía Eléctrica de la Nación indicó que primero urge estabilizar la macroeconomía y luego es preciso revisar los planes del crecimiento del sector para decidir cómo y dónde continúa la expansión de generación y sistema de transporte.

“El primer objetivo tiene que ser en función de atender la demanda. Dentro de ese plan hay ciertas expansiones que eran en función de la necesidad de consumo de grandes centros como Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, pero no son los únicos”, acusó Farina.

“En segundo lugar, la expansión para acomodar la generación renovable en función de esa mayor demanda tiene que ser revisada, porque no necesariamente los mejores lugares para licitar eventualmente a futuro sean los lugares más alejados de los centros de consumo. Quizás conviene en algunos casos sacrificar el factor de uso pero disminuir la inversión necesaria en transporte”, concluyó.

Fuente: Energía Estratégica