03/10/19

El Sarmiento, nuevos metrobuses y 10.000 cámaras: el plan de Larreta para 2020

Además de eliminar todas las barreras del tren, el jefe de gobierno porteño quiere incluir robótica y programación desde los cinco años en todas las escuelas


La frase de su principal rival, Matías Lammens, hace estallar de una carcajada a Horacio Rodríguez Larreta. El candidato del Frente de Todos sostuvo que le gustaría incorporar al jefe de gobierno porteño a su eventual gabinete y declaró sería un "gran ministro" de Obra Pública. "Creo que voy a aceptar la propuesta de [Juan] Grabois, ser jefe de gabinete del gobierno nacional", respondió, entre risas, el jefe comunal que va por la reelección en el territorio porteño.

De lleno en la pelea electoral, Rodríguez Larreta es el último en ingresar a la sala de reuniones de tapa de la redacción de LA NACIÓN. "Estamos acá para contarles las razones por las que queremos que ustedes nos voten. De a uno se cuentan los votos", lanzó antes de comenzar la presentación de sus propuestas para un segundo mandato.

El plan de Rodríguez Larreta, que llegó acompañado por su vicejefe, Diego Santilli; los candidatos a senadores Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri, Maximiliano Ferraro y el jefe de campaña, Eduardo Machiavelli, tiene 10 puntos que incluyen sacar todas las barreras del Sarmiento, inaugurar tres nuevos metrobuses y sumar 10.000 nuevas cámaras en todos los barrios para combatir la inseguridad.

Queremos que nos voten para ir a fondo con la transformación educativa

Después de cuatro años en los que trabajó codo a codo con el gobierno nacional y el de la provincia, tiempo en el que concluyó obras de infraestructura de gran tamaño que transformaron la fisionomía de la ciudad, Rodríguez Larreta se prepara para administrar con mayores cuidados un distrito que, de no mediar un "milagro electoral", posiblemente se convierta en el centro de operaciones de la oposición.

Si bien le sacó 15 puntos a Lammens en las PASO, cerca de Rodríguez Larreta nadie se anima a cantar victoria y cuentan cada voto. "Es un partido de tres tiempos", advirtieron desde el comando electoral porteño en referencia a la posibilidad de ir a un ballottage (en la ciudad, para ganar, hay que superar el 50% de los votos). "Podría generar un efecto resistencia en la ciudad", describieron. Aunque, por lo bajo, todos apuestan a resolver el pleito el 27 de octubre. "Ganar en primer vuelta sería un plus", admitieron.

Para su segundo mandato, además, Larreta tendrá también como prioridad la educación y la salud. "Es nuestro segundo gran eje", aseguró el jefe comunal. Según detalló, habrá educación digital, robótica y programación desde sala de cinco años en todas las escuelas públicas y buscará que todos los habitantes de la Capital cuenten con un médico de cabecera -hay más de un millón de personas en el sistema de salud local- y con su historia clínica electrónica. En ese sentido, el gobierno porteño promoverá que los adultos mayores tengan prioridad en todos los hospitales y centros de salud.

El jefe de gobierno también instó a continuar trabajando en materia de salud de forma coordinada con la provincia de Buenos Aires ante lo que se presenta como inevitable el triunfo de Axel Kicillof. "Tenemos que seguir, más allá de quién sea el gobernador, la articulación con la provincia", dijo y agregó: "Cuando hay temas de gestión duros, en el medio las ideologías, las relaciones políticas, ponele que sea Kicillof [el gobernador]: es imposible que no valore esto, porque todos sus intendentes le van a decir que es una maravilla".

"Queremos que nos voten para ir a fondo con la transformación educativa", resaltó Rodríguez Larreta, que le cedió la palabra en este punto a Lousteau, una muestra de lo que se construye con la mira puesta en el 11 de diciembre. "La foto del aula cambió", agregó el diputado nacional. La base de la propuesta tiene como prioridad la formación docente.

Larreta y Lousteau, junto con María Eugenia Vidal y Alfredo Cornejo, entre otros, son parte del grupo de dirigentes que ya trabajan en el día después, en la conformación del posmacrismo. La unidad de la oposición, principalmente de todos los que integran Cambiemos, será clave, según admitieron fuentes oficiales.

Uno de los puntos clave será la seguridad, que hoy está a cargo de Santilli. El gobierno porteño sumará 10.000 nuevas cámaras en todos los barrios, con más tecnología de reconocimiento facial. En la actualidad son 8000 las cámaras en superficie. También sumarán unos 2000 nuevos policías a los 18.000 que caminan a diario las calles de la ciudad.

La obra más importante en carpeta será sacar todas las barreras del Ferrocarril Sarmiento, aunque todavía no se definió si será un viaducto o se avanzará con el soterramiento, obra demorada y con un largo proceso judicial por delante. Y se comprometió a construir tres nuevos metrobuses: la segunda etapa del metrobus del Bajo, el de Alberdi y Directorio, y una tercera línea que corra de manera transversal.

Entre los objetivos que tendrán Larreta y Santilli también resalta la puesta en valor del casco histórico y plantar 100.000 árboles para oxigenar la ciudad, mitigar las inundaciones y proveer de sombra. A esto se incorporará un programa de acompañamiento al primer empleo para jóvenes con 60.000 becas de formación profesional y profundizará la implementación para que todos los trámites de la ciudad se hagan desde el celular a través de Whatsapp.

Fuente: La Nación