04/10/19

PCR inauguró en Santa Cruz el mayor parque eólico del país

El complejo cuenta con 25 aerogeneradores capaces de generar 3,6 megawatts cada uno. Siete se encuentran adheridos al programa MATER. La iniciativa abastecerá el consumo eléctrico de alrededor de 100.000 hogares.


Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) inauguró en Santa Cruz el Parque Eólico del Bicentenario. Considerado el más grande del país, el complejo se sitúa en un predio de 2.455 hectáreas (Has), a 15 kilómetros de la localidad de Jaramillo y a 100 de la ciudad de Pico Truncado.

Dotado de una capacidad de generación de 126 megawatts (Mw), el emprendimiento fue oportunamente adjudicado por la Secretaría de Energía de la Nación en la Ronda 1.5 del denominado Plan RenovAr. No sólo permitirá cubrir el consumo de más de 100.000 hogares, sino que también ayudará a reducir la emisión de 250.000 toneladas (Tn) anuales de dióxido de carbono (CO₂). Según comunicó el Gobierno santacruceño, la obra cumplió con el plazo estipulado de 18 meses de labores y demandó una inversión cercana a los u$s 160 millones. “Para la etapa de construcción generó 190 puestos de trabajo”, especificaron las autoridades.

Vinculado con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), el parque posee 35 aerogeneradores ‘Vestas V117’, cada uno de los cuales tiene una potencia de 3,6 Mw. Siete de ellos forman parte del programa nacional Mercado a Término de Energía Eléctrica de fuentes Renovables (MATER) y ayudarán a satisfacer las necesidades eléctricas de la empresa Acindar.

Lejos de contentarse con esta obra, PCR se encuentra construyendo otros dos parques eólicos en el país. Llamados San Jorge y El Mataco, estarán localizados en Tornquist, provincia de Buenos Aires.

El flamante Parque Eólico del Bicentenario no sólo permitirá cubrir el consumo de más de 100.000 hogares, sino que también ayudará a reducir la emisión de 250.000 Tn anuales de CO₂.

Correspondientes a la Ronda 2 del Plan RenovAr, estos complejos dispondrán de una capacidad de 100 Mw cada uno y significarán una inversión conjunta de u$s 300 millones.

Nuevo paradigma

De acuerdo con Leonardo Álvarez, ministro santacruceño de Producción, Comercio e Industria, lo que se está viviendo a nivel provincial es un verdadero cambio de paradigma. “Seguramente los vecinos de esta comunidad jamás imaginaron que tendrían emplazados estos enormes molinos que les brindan la posibilidad de generar energía e incorporarse a la red nacional”, enfatizó.

Desde hace tres años y medio, afirmó, la provincia viene transitando un camino de mayor sustentabilidad energética a partir del desarrollo eólico y la construcción de las represas sobre el río Santa Cruz. “Luego de 24 meses de paralización, esas obras volvieron a estar en marcha”, destacó.

El funcionario también remarcó la importancia de la puesta en valor de Puerto Deseado, por donde ingresaron los molinos del Parque Eólico Bicentenario. “Estamos reconfigurando la matriz energética santacruceña”, señaló.

Es clave, a su entender, sostener en el tiempo políticas públicas positivas, como la Ley 27.191, que había sido sancionada en otro gobierno. “La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner siempre insistía con que el mundo demandará cada vez más alimentos, tecnología y energía. En materia energética, nosotros tenemos mucho para dar”, completó.

Otras iniciativas

Más allá de la inauguración del Parque Eólico del Bicentenario, Santa Cruz se ilusiona con el lanzamiento de otros complejos aerogeneradores de gran relevancia. Están cada vez más avanzadas, de hecho, las obras del Parque Eólico Vientos Los Hércules, en Koluel Kaike, que sumará una potencia de 97,2 Mw a la capacidad instalada. El proyecto fue adjudicado a la empresa francesa EREN Renewable Energy en el marco de la Ronda 1 del Plan RenovAr.

Lejos de contentarse con esta obra, PCR se encuentra construyendo otros dos parques eólicos en el país. Llamados San Jorge y El Mataco, estarán localizados en Tornquist, provincia de Buenos Aires.

Asimismo, según anticipó el ministro Álvarez la provincia será sede de una iniciativa eólica conducida por la asociación entre YPF y General Electric (GE) en Cañadón Seco.

Fuera del sector eólico, en tanto, la provincia confía en concluir la construcción de las represas del río Santa Cruz, aprovechar su potencial mareomotriz y seguir impulsando su actividad hidrocarburífera. ©

Fuente: Revista Petroquímica