14/01/20

Puja en el transporte de carga: el Gobierno quiere más trenes y barcos en vez de los camiones de Moyano


El ministro Mario Meoni inauguró un nuevo capítulo de la relación entre el Gobierno y el sindicalista Hugo Moyano al asegurar que desde su área se dará prioridad al desarrollo del transporte de carga fluvial y por ferrocarriles, en desmedro del extendido sistema de traslado de fletes por vía terrestre, que en la actualidad acapara el 93% de los acarreos en el territorio nacional, lo cual alimenta la influencia del secretario general de la Federación de Camioneros en el sector.

En conferencia de prensa junto al ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, el titular de la cartera de Transporte aseguró que la prioridad del Gobierno nacional será la "inversión en logística ferroviaria" y la puesta en valor de la Hidrovía del río Paraná, que permitiría reducir los costos que hoy encarecen e incluso impiden el comercio de bienes desde las provincias norteñas.

"Estamos pensando en una fuerte inversión en la logística ferroviaria porque hay muchas zonas de la Argentina que solamente pueden ser competitivas en función del desarrollo de los trenes, y por supuesto la hidrovía del Río Paraná, donde estamos analizando la constitución por ley de una administración nacional federal para ayudar al crecimiento de los puertos de las provincias y también de los astilleros", anunció Meoni.

Meoni aseguró que la preferencia por trenes y barcazas "no es contra los camiones" ya que "va a ser necesario más transporte por el crecimiento de la productividad" que el Gobierno espera comprobar, una vez superada la compleja coyuntura, sazonada con inflación, recesión y una renegociación pendiente por los vencimientos de deuda con acreedores externos.

Sin embargo, Moyano se ha mostrado crítico y se ha expresado en duros términos contra Meoni por entender que no tiene experiencia en el área. Incluso, el camionero bregó para poner un hombre de su confianza con la Secretaría de Transporte, pero finalmente fue designado el cordobés Walter Saieg sobre su consejero y exfuncionario duhaldista Guillermo López de Punta.

El encargado de regular el sistema de transporte también asestó ayer otro golpe a los empresarios del sector al asegurar que desde su cartera no se pretende "cambiar en nada la regulación del sistema de transporte aéreo" para las compañías low cost, lo cual echa por tierra la pretensión de los empresarios de buses de media y larga distancia de reinstalar una banda mínima de precios para los vuelos, y así recuperar competitividad versus esta actividad.

Fuente: El Cronista