16/11/20

Aerolíneas: los gremios aeronáuticos piden aumento de sueldos

Se lo comunicaron al titular de la empresa, Pablo Ceriani, tras una demostración de fuerza con una caravana al ministerio de Transporte.


El titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró. Foto Jorge Sánchez.

Cinco de los seis gremios aeronáuticos de Aerolíneas Argentinas y Austral enviaron una carta conjunta al presidente de la línea aérea estatal, Pablo Ceriani, en la que le exigen "recomponer los ingresos" del personal. La carta fue firmada por los dos gremios de pilotos (APLA y UALA), técnicos (APTA), jerárquicos (UPSA) y personal de tierra (APA).

"Los sindicatos APA, APTA, APLA, UALA Y UPSA nos dirigimos a ud, por intermedio de la presente, a fin de solicitar formalmente una reunión a la brevedad para iniciar la discusión paritaria", dice la carta que enviaron a Ceriani.

Casi en simultáneo, el miércoles los mismos gremios concretaron unacaravana de vehículos, hacia el ministerio de Trabajo, y pasó previamente por el ministerio de Transporte. El reclamo fue en nombre de la pérdida de puestos de trabajo de numerosas líneas aéreas como LATAM, Avian, Flyest y Andes, y los funcionarios apuntados de manera explícita fueron los actuales ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Trabajo, Claudio Moroni. Pero de manera paralela, los gremios exhibieron una demostración de fuerza, de cara al reclamo paritario.

Además de no haber tenido prácticamente ningún ingreso a lo largo de seis meses, Aerolíneas está teniendo una respuesta comercial más bien magra con el regreso de los vuelos internacionales. Esta semana sus agentes fueron comunicado de que no sólo se cancelaban los vuelos programados a Montevideo durante noviembre, tras la decisión de Uruguay de restringir el turismo externo, sino que fueron cancelados los vuelos a Nueva York de diciembre y reducidas a dos frecuencias semanales los vuelos entre enero y marzo. También hubo una "consolidación" de algunas frecuencias en las rutas a Miami y Punta Cana, entre enero y marzo.

Aun así, los gremios plantearon que no se moverán de su exigencia. "En tal sentido, si bien entendemos las dificultades que atraviesa la empresa y toda la industria aerocomercial (tanto a nivel nacional como internacional) como consecuencia de la pandemia COVID-19, resulta indispensable avanzar en una solución para recomponer los ingresos de nuestros representados prontamente".

Prepandemia: el ministro de Transporte, Mario Meoni (al centro), con el titular de UPSA, Rubén Fernández (de camisa negra), Ricardo Cirielli (APTA), Edgardo Llano (APA) y Pablo Biró (APLA), entre otros.

Una semana antes, otra caravana, esta vez organizada por grupos vecinales pero con apoyo de los gremios aeronáuticos, marchó al aeropuerto de El Palomar para reclamar el cierre de esta estación y la salida de la línea aérea Flybondi. En los hechos, el aeropuerto de El Palomar ya fue bloqueado desde conducción política de Mariano Recalde, ex presidente de la línea aérea, senador nacional y dirigente de la agrupación La Cámpora. Fue otro dirigente de esa agrupación política, Fernando Muriel, quien desde su cargo como vicepresidente del Organismo Nacional Regulador del Sistema Aeroportuario (ORSNA) dictaminó que el único aeropuerto que puede funcionar como "corredor sanitario seguro" para que los aviones despeguen y aterricen en la zona del AMBA es Ezeiza.

Luego de la caravana del miércoles, la agrupación de gremios aeronáuticos envió la carta a Ceriani, el titular de Aerolíneas, pidiendo los aumentos de sueldo. Y cerraron con una advertencia. "Entendiendo la necesidad de preservar un marco de armonía laboral en este difícil contexto que enfrentamos, los Sindicatos Aeronáuticos Unidos confiamos en que no haya mayores dilaciones en una respuesta favorable a nuestra solicitud".

Fuente: Clarín