16/11/20

Air Europa teme no recibir nuevos rescates como Norwegian

El gobierno noruego no aportará más



La negativa del gobierno noruego de conceder un segundo millonario rescate público a Norwegian, ante la muy improbable opción de que pueda devolverlo, hace temer a Air Europa que el Gobierno español pueda actuar de la misma manera, tras concederle una inyección de 475 millones, entre notables dudas sobre un plan de viabilidad que se mantiene oculto.

El diario español ABC señalaba que Air Europa no recibirá nuevos rescates públicos por parte del Gobierno español, porque fía la supervivencia de la aerolínea a que la compre Iberia, aunque para la aerolínea de IAG cada vez es menos atractiva esta operación ya que solo el montante de su nueva deuda excede con creces la valoración de su hoy rival de Globalia (El Gobierno rechaza más rescates futuros para Air Europa).

El Gobierno busca que Iberia se quede con Air Europa como única opción realista de recuperar el montante del crédito, y por ello puede ajustar las condiciones de devolución de la deuda para que satisfagan a la filial de IAG, con el fin de evitar así una posible nacionalización que la mayoría de grandes periodistas económicos españoles ven como opción más probable.

La posible venta de Air Europa a Iberia permitirá a la aerolínea del grupo IAG tres opciones para devolver la deuda que acumula la compañía aérea del grupo Globalia. Iberia podrá devolver la financiación íntegramente, subrogarse a ella o rebajar el periodo de amortización de 6 años, según Expansión (Iberia podrá aplazar el pago de la deuda de Air Europa).

Air Europa, que en pocos meses ha disparado su deuda en más de 600 millones de euros, recibirá el dinero del rescate poco a poco, y una comisión de seguimiento revisará mensualmente sus cuentas para intentar que devuelva el dinero prestado, pese a que el crédito público supone la cantidad estimada de pérdidas previstas por Globalia para este año (Air Europa recibirá el dinero del rescate poco a poco).

Norwegian, de su lado, reconoció en un comunicado esta semana que se enfrenta a un futuro “muy incierto” tras la decisión del Gobierno noruego de no aportar más financiación a la aerolínea, y sobre la posibilidad de declararse en quiebra, admitió que están trabajando “en todas las alternativas” (El horizonte de quiebras da un acelerón en el turismo).

“Norwegian ha pedido un apoyo económico de varios miles de millones, y el Gobierno estima que no se puede defender un uso de fondos públicos en esta situación, además de que alteraría la competencia”, señaló en un comunicado la ministra de Industria, Iselin Nybø.

La empresa china de alquiler de aviones BOC Aviation, controlada por el Estado chino y segundo mayor accionista con el 12,7%, rechazó hace unos días invertir más dinero en la aerolínea. La aerolínea perdió 5.433 millones de coronas (516 millones de euros) en el primer semestre, casi tres veces más que un año atrás, debido a los efectos de la pandemia (Norwegian ya vale 200 millones tras hundirse el 40% en dos semanas).

En el caso de Air Europa, su antigua aliada Ryanair, que es la líder por tráfico de pasajeros en Europa, anunció que recurriría ante la justicia europea el rescate con dinero de los contribuyentes españoles por “distorsionar el mercado”. Entre tanto, rivales como Evelop plantean lanzarse a operar vuelos regulares entre España y Latinoamérica.

Así, Air Europa necesita un inminente y agudo aumento de sus ventas para alejarse de la situación que hoy afronta Norwegian, un escenario optimista que debe superar ambiciosos retos como la desaparición súbita de las restricciones por la pandemia y el fin de la devastación económica que está siguiendo a la crisis sanitaria.

Fuente: Reportur