16/11/20

Alberto dialogó con empresarios australianos interesados en invertir en energías renovables

Desde su aislamiento, el presidente realizó una videoconferencia con representantes de la empresa Fotescue Metals Group. También participó el ministro Kulfas.



Alberto Fernández se reunió este jueves por videoconferencia con empresarios australianos interesados en realizar inversiones en energías renovables y en la producción de minerales en la Argentina.

Mientras cumple su aislamiento preventivo en la Quinta de Olivos tras mantener contacto estrecho con Gustavo Beliz, que tiene coronavirus, el presidente dialogó con representantes de la empresa Fotescue Metals Group.

Los empresarios le comunicaron a Fernández su interés en realizar inversiones en la Argentina en plantas hidroeléctricas y geotérmicas, en química para el almacenamiento de energía, y producción de amoniaco y en la producción de fertilizantes sintéticos, metales ecológicos y membranas de electrólisis de hidrógeno.

"Bienvenidos los proyectos que nos presenten con energías renovables. Celebro la responsabilidad social de la empresa para construir con los mejores valores de las comunidades”, destacó Fernández, y consideró que “el mundo no resiste más maltrato”.

“La Argentina tiene una gran oportunidad por delante y necesita empresas así, que inviertan y generen trabajo”. Además, consideró “una gran noticia que una persona tan querida y respetada en nuestro país, como Agustín Pichot, esté al frente de la empresa”.

Forrest, por su parte, agradeció la disposición del Presidente, y aseguró: "Estamos listos para invertir en la Argentina, somos una empresa de energía de punta que contrata gente y capacitamos gente, y eso queremos hacer en la Argentina. Estamos acá para que la Argentina sea líder mundial en energía renovable y para que sea exportadora”.

Del encuentro virtual también participaron el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; Andrew Forrest, presidente de la empresa australiana Fortescue, y Agustín Pichot, titular de la compañía para América del Sur.

Fuente: Ámbito