09/11/20

Inesperada respuesta a un pedido de informe
Aviación Civil de Salta no lleva un registro de pasajeros en vuelos oficiales

La falta de esa información necesaria por seguridad sorprende, por eso un diputado y especialistas en la materia dudan de esa versión. La Policía de Seguridad Aeroportuaria no controla vuelos oficiales porque están exceptuados.



“No se poseen registros de los pasajeros que conforman la/s comitiva/s que acompañan a los funcionarios en vuelos oficiales”. De esa manera, el Director General de Aviación Civil de Salta, Gabriel Muñoz, respondió a un pedido de informe de autoría del diputado radical, Héctor Chibán, en el que se reclamaba el listado de los vuelos realizados por las aeronaves que son propiedad del estado provincial desde el 1º de enero de 2015 hasta el 30 de junio de este año y el detalle de los pasajeros que se habían subido a ellos, entre otros datos. Además, rechazó también la posibilidad de dar a conocer los pacientes que son trasladados en vuelos sanitarios, amparándose en normas de protección de datos personales.

En diálogo con Salta/12, Muñoz confirmó la falta de registros de los pasajeros que se suben a los aviones oficiales, y lo justificó en que “nosotros no estamos obligados por ningún reglamento de la autoridad aeronáutica nacional (ANAC) o por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a llevar manifiesto de pasajeros, excepto para los vuelos al exterior”.

El funcionario explicó que Aviación Civil de Salta realiza dos de las tres modalidades de vuelos: la comercial no regular (cuando “alquila” las aeronaves para otros servicios) y la aviación general, más no la aviación comercial regular.

Según el decreto 877/16, los únicos habilitados a autorizar vuelos oficiales son el gobernador, el vice, el secretario General de la Gobernación, los ministros y el propio director de Aviación Civil. “Si un secretario de Estado necesita un vuelo, tiene que autorizarlo a través del ministro del que depende, y el ministro evalúa si lo autoriza o no; y nosotros planificamos el vuelo”, puntualizó Muñoz.

“Así que no tenemos registro de los pasajeros”, continuó el director de Aviación Civil, y relató que “algunos pasajeros quedan registrados porque a veces los ministros mandan la nota con el listado de los pasajeros, o a veces simplemente ponen, a modo de ejemplo, `director de Vialidad y comitiva´, y nosotros no sabemos quién integra la comitiva”. “O puede subir el gobernador y una comitiva, y el piloto no le está preguntando quiénes son los que lo acompañan”, completó.

Y ante la consulta sobre que sucede si ese avión se accidenta y se desconoce quienes viajan, contestó: "Sabemos que va el ministro tal y su comitiva, y después habría que identificar los cuerpos".

Fuera de control

Los vuelos realizados por aeronaves oficiales están exceptuados de los controles de la PSA, sobre todo si no utilizan las instalaciones de los aeropuertos.

El artículo 41 de la Disposición 365/18 de la fuerza de seguridad aeroportuaria establece que “Las partidas o arribos nacionales de vuelos en razón de su servicio de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y Policiales, y de las aeronaves del ESTADO NACIONAL, Estados provinciales, municipales y/o de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES (…) son exceptuados de la aplicación del presente Procedimiento Normalizado”. Vale decir, que no están obligados a presentar ni el manifiesto de pasajeros ni el de carga.

Según fuentes de la PSA, “las aeronaves de Estado están exceptuadas de los controles normales del Convenio de OACI (por la Organización de Aviación Civil Internacional), por lo que no deben presentar el Formulario de Declaración General”, que es donde se consignan los pasajeros.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria solo controla aeronaves de propiedad estatal cuando no se trata de vuelos oficiales (por ejemplo, en casos de vuelos sanitarios o cuando alquilan los aviones para otros servicios), o cuando utilizan las instalaciones de aeropuertos que están bajo su jurisdicción.

“Si el gobernador llega, tiene su avión en la plataforma, e ingresa al aeropuerto como cualquier hijo de vecino, sí se debe someterse a los controles de la PSA”, explicaron, “pero hay aeropuertos en todo el país que tienen jurisdicciones particulares, que es el caso de Aviación Civil de Salta o de otros aeropuertos que comparten jurisdicción militar, como el de Paraná”. “Nosotros ahí no tenemos injerencia”, completaron las fuentes de la PSA que fueron consultadas, y añadieron que “si el gobernador hace uso de las instalaciones de Aviación Civil, quienes controlan el ingreso es la Policía de la Provincia de Salta porque está ajena a la jurisdicción aeroportuaria”.

En ese mismo sentido, Gabriel Muñoz relató que solo algunos de los vuelos que realizan (los menos) son efectivamente sometidos a controles de la PSA. “La PSA, si quiere, puede revisar el avión y pedirle el documento a los pasajeros, pero no nos piden un listado”, explicó el director de Aviación Civil salteño.

Dudas

El diputado provincial por la Capital, Héctor Chibán (UCR), calificó de “increíble” la respuesta de Aviación Civil a su pedido de informes y consideró que “no se ajusta a derecho”. “Tienen la obligación de informar a la Cámara de Diputados el nombre, el DNI y demás datos identificatorios de todos y cada uno de los pasajeros que viajaron a bordo de los aviones y helicópteros de la flota de la Provincia de Salta, tanto de pasajeros gubernamentales como de los eventuales pacientes que hayan sido trasladados en vuelos sanitarios”, se quejó.

Además, puso en duda la posibilidad de que Aviación Civil no lleve un registro de quienes se suben a las aeronaves provinciales. “Obligatoriamente tienen que tener un registro de los funcionarios y otros pasajeros civiles, por cuanto si, eventualmente ocurre un accidente, resulta increíble que no se sepa quiénes iban a bordo de los aviones y helicópteros, por una cuestión de lógica”, reflexionó. Chibán dijo estar convencido de que la Dirección de Aviación Civil tiene un registro de quiénes viajan en las aeronaves, “porque de lo contrario las compañías aseguradoras no podrían responder”.

El abogado Daniel Tort, que viene investigando el uso de los aviones oficiales desde el gobierno de Juan Carlos Romero, también rechazó la respuesta que dio la Dirección de Aviación Civil de Salta sobre la falta de registración de los pasajeros.

“La ANAC es la encargada de controlar los vuelos. Y el plan de vuelo incluye qué avión es, quién es el piloto, quién es el copiloto, el vector de vuelo (porque sino se chocarían en el aire) y quiénes son los pasajeros”, le dijo a Salta/12. El letrado aseguró que puede dar fe de la existencia de esos registros oficiales: “hay unos libros azules, que se guardan minuciosamente porque la ANAC se los exige, que está dentro de Aviación Civil donde están las listas de pasajeros de todos los vuelos, y tiene la lista de pasajeros con el DNI”, narró.

Durante los primeros años del gobierno de Juan Manuel Urtubey, y ante la sospecha de que las aeronaves de propiedad de la Provincia se utilizaban con fines particulares, Tort intentó infructuosamente tener acceso a esos registros, pero se los denegaron argumentando cuestiones de seguridad, a pesar de que estaba solicitando información sobre vuelos que ya habían ocurrido.

Marcelo Del Sastre tiene una larga trayectoria en la Administración Nacional de Aviación Civil, donde fue inspector de vuelos y Jefe del Departamento de Control Educativo hasta la llegada de la administración Cambiemos. Hoy, dedica su tiempo a la instrucción y a asesorar a dos direcciones de aeronáutica oficiales.

En diálogo con Salta/12 convino en que “no es posible que no tengan una lista de pasajeros”. “La Dirección de Aviación Civil de Salta tiene un acceso aparte (al del Aeropuerto Martín Miguel de Güemes), tiene su hangar que está en una plataforma que no es la comercial, pero vos no pasás alegremente por ahí”. Desde su experiencia como funcionario de la ANAC que recorrió el país, explicó que “la PSA para dejarte pasar necesita que tengas la credencial de seguridad aeroportuaria o que estés en un listado de usuarios habilitados para entrar”.

Además, aseguró que “las aeronaves oficiales están exceptuadas de la revisión del avión, pero el control de pasajeros lo tenés que hacer igual”. “No subís a nadie arriba de un avión sin tener un registro de pasajeros. Sino no sabrían quien se mata en caso de un accidente”, concluyó.

Del Sastre calificó a la Dirección de Aviación Civil de Salta como una de las más importante y mejores equipadas del país. “Está certificada incluso para el transporte no regular, algo que no es tan habitual” relató, en referencia la posibilidad que tiene el organismo salteño de venderle servicios a privados.

Menos vuelos

La Provincia de Salta tiene cinco aeronaves a su nombre. Posee dos Bombardier Learjet 45 XR y tres helicópteros Bell: el 412, el 407, y el 429. “Todas las aeronaves sanitarias de la Provincia, se encuentran inscriptas ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para realizar vuelos sanitarios”, detalla el informe que Muñoz envió a la Cámara de Diputados.

Desde que asumió el gobernador Gustavo Sáenz, el 10 de diciembre de 2019, y hasta el 30 de junio de 2020, en un año particular por las restricciones de la pandemia la flota aérea provincial realizó 705 vuelos. Poco más de la mitad de ellos, fueron por motivos sanitarios (359), mientras que una cuarta parte fueron de “Apoyo a la comunidad”. Los vuelos realizados por “pasajeros”, es decir, en el que viajaron funcionarios provinciales, contabilizaron 133, es decir, que explican apenas el 19% del total de traslados aéreos. La nómina de vuelos realizados por las aeronaves oficiales salteñas se competa con 28 por motivos de mantenimiento y 2 con fines de entrenamiento.

En el mismo período de tiempo pero de 2019, los vuelos realizados por funcionarios de la gestión urtubeycista fueron más del doble. Según los registro de Aviación Civil, entre el 10 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2019 se llevaron a cabo 301 vuelos por motivos de traslado de pasajeros.

Fuente: Página 12