11/11/20

Biodiésel: aseguran que peligran 9 mil puestos de trabajo en las plantas del sector

Desde la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer) apuntaron que ya cerraron 6 fábricas de las 32 que hay en todo el país.



La Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer) hizo un “último llamado de auxilio” al gobierno nacional ante el inminente cierre de las plantas de biodiésel en todo el país, a raíz de la inactividad de las mismas desde hace 100 días, según precisaron. En ese lapso, ya cerraron sus puertas 6 plantas. Se trata de un sector del que dependen 9 mil puestos de trabajo, aseguraron.

“Las empresas están paradas hace 100 días y hasta hoy ya cerraron 6 de las 38 que existen en todo el país, mientras que las 32 restantes quedaron al borde porque no hay facturación”, sostuvo Federico Pucciarello, empresario referente del sector. Agregó: “Por alguna razón, el gobierno solo se empecina en las petroleras, que hoy por hoy están incumpliendo la ley de corte y, por lo tanto, sus metas ambientales”.

En tanto, el presidente de la Cámara que nuclea a las empresas del rubro, Juan Facciano, sostuvo que “el comunicado enviado por Casfer refleja el absoluto incumplimiento y desinterés por parte del gobierno nacional en el cumplimiento de la normativa vigente en el sector de biocombustibles”.

A su vez, apuntó que “se está haciendo soportar sobre un sector pyme los intereses y las presiones del sector petrolero. El sector del biodiésel ha sido manoseado, ya que en los últimos once meses hubo congelamientos de precios y en el último mes se publicó un precio que está por debajo de los costos que fija el sector”.

“Con profundo dolor hoy las industrias del sector nos vemos obligadas a cerrar las plantas en nuestro país y dejar a varios miles de personas sin sus fuentes laborales”, reza el comunicado, mientras desde el sector detallaron que seis plantas productoras de biocombustibles “ya cerraron sus puertas”, lo cual significó una buena parte de trabajadores en la calle, al tiempo que hay “otras 32 que siguen el mismo camino” en caso de no encontrar una respuesta por parte del gobierno nacional.

Se trata de un rubro del que dependen 9 mil puestos de trabajo en todo el país.

“Hoy no tenemos opción, tenemos que cerrar y dejar a miles de familias sin trabajo con lo que eso implica en este contexto. Hemos sido ignorados desde el año 2016 y lamentablemente esa situación se extendió durante este año 2020, cuando el sector tenía enormes expectativas con la vuelta al gobierno del sector que lo impulsó”, sostuvieron.

Y precisaron que “en el caso del biodiesel de soja, mientras el país importa gasoil con dólares que escasean, millones de toneladas de soja se encuentran acopiadas sin liquidar que se podrían transformar en biodiesel para sustituir ese gasoil y en harina de exportación generando miles de millones de dólares que Argentina necesita con urgencia”.

Fuente: La Capital