10/11/20

Cuestionan costos del peaje en el primer informe del contrato de la hidrovía

Expertos formularon inconsistencias del informe de la consultora Latinconsult, encargado por la Bolsa y otras entidades empresarias.



Mientras todavía no están claros los pasos que dará Argentina en el desarrollo de los pliegos que determinarán el futuro concesionario de la hidrovía -ya que sólo se conocen algunas líneas directrices- las evaluaciones previas motorizadas por actores interesados en terciar en la compulsa comienzan comenzaron a caer en la zarando de las opiniones.

En rigor de verdad existe un solo trabajo terminado y entregado a los puertos privados que lo encargaron, y se trata del estudio que llevó adelante la empresa Latinoconsult con el aval de instituciones como la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). También está en marcha otro trabajo adjudicado por el Banco Mundial, el cual será encarado por dos firmas internacionales especializadas.

Con las conclusiones de Latinconsult sobre la mesa, surgieron las primeras críticas de especialistas, quienes lo caracterizaron como “muy académico” y careciente de “datos concretos basados en la experiencia”.

Una sumatoria de variables técnicas vinculadas a los costos de mantenimiento y de obras a realizar son las que determinan el valor del peaje que quienes empleen el canal deberán abonar. La cifra que difundió Latinoconsult es un elemento medular en las discrepancias.

La consultora en cuestión habló de un costo de u$s 2.82 por TRN (tonelada de registro neto) con una concesión de 10 años con opción a extenderla hasta 15 años. Algo que para los críticos resulta inviable. Ellos aseguran que si el valor en cuestión se recalcula trabajando con flujos de dólares corrientes, y asumiendo una inflación de costos de 2.5% anual buscando mantener la rentabilidad en el 14.1% propuesto, “entonces el valor del peaje (valor fijo durante los 15 años) debería ser igual a u$s 3.21/TRB (tonelada de registro bruto)”. Esa cifra sugerida resulta muy similar a los u$s 3,06 que percibe el actual concesionario.

Los analistas entienden que los 15 años de explotación resultan una condición mínima y necesaria. Postulan que una indexación del peaje tendrá un impacto grande en los presupuestos y ofertas de las empresas que participen, ya que cualquier incremento en costos se trasladará a los usuarios vía un mayor peaje. “La propuesta del informe implica una distribución de riesgos distinta de la situación actual, donde dichos incrementos de costos son absorbidos al 100% por el concesionario”, puntualizan.

No es de extrañar que el relevamiento de Latinoconsult establezca un esquema de costos para los usuarios menor al actual, si se parte de la base que los puertos privados que participaron de la financiación de la consultoría buscan operar con precios más bajos.

La mirada de los especialistas también plantea objeciones a la propuesta de Latinconsult de prolongar durante 10 años el periodo de inversiones.

“Es relevante ampliar el foco de análisis, y no mirar solo las tasas de rentabilidad, sino también los flujos". En este sentido, se sugiere revisar otros escenarios que mejoren el perfil de flujos de la concesionaria en pos de una sustentabilidad realista del proyecto, concluyeron.

A esta altura del partido cabe señalar que el debate y los juegos de intereses ya empezaron a precalentar, en la previa de una licitación internacional que se presenta como muy atractiva para la pos pandemia. La elaboración de un informe del propio por parte del Banco Mundial es otro indicador de que la licitación de la hidrovía argentina capta el interés en círculos de negocios de todo el mundo, europeos y chinos cuando menos.

Fuente: PuntoBiz