05/11/20

Pérdidas millonarias
Edesur: “Sin tarifa, sin subsidio y sin reglas no se pueden hacer milagros”

Lo dijo el número uno de Enel, dueño de la distribuidora eléctrica, tras perder $ 3.509 millones en los primeros 9 meses del año.


Nicola Melchiotti, country manager de Enel, la dueña de Edesur.

Edesur informó a la Bolsa que, en los primeros nueve meses del año, sus ingresos cayeron 26%, a $ 45.907 millones, por el congelamiento de las tarifas y varias medidas impuestas durante la pandemia (como la prohibición de cortar el servicio) y sus pérdidas llegaron a los $ 3.509 millones.

“El sector eléctrico se encuentra en una situación crítica y necesita con urgencia soluciones regulatorias que permitan sostener un servicio esencial en periodo de pandemia. Sin tarifa, sin subsidio y sin reglas no se pueden hacer milagros”, dijo en el comunicado Nicola Melchiotti, titular de la italiana Enel, dueña de Edesur, en Argentina. La firma lleva tres trimestres en rojo.

Las ganancias brutas (EBITDA) fueron de $ 68 millones en el mismo período de 9 meses. Y la pérdida operativa (Ebit) fue de $ 3.114 millones, contra una ganancia de $ 16.661 millones en 2019.

"La baja en el resultado del período se explica fundamentalmente por la pérdida operativa registrada y por una menor ganancia por ajuste por inflación, parcialmente compensada por menores costos financieros y por un menor cargo por impuesto a las ganancias", afirmó la distribuidora eléctrica. La deuda neta disminuyó un 17% respecto de diciembre de 2019.

"Como en los últimos 10 años, Edesur sigue sin distribuir dividendos y reinvierte la totalidad los recursos disponibles", afirmó la empresa.

Según sus números, las Inversiones en los primeros nueve meses de 2020 alcanzaron los $ 6.216 millones, una caída de 44% contra los $ 11.053 millones de 2019. Esos desembolsos "han permitido la continua mejora en la reducción de la duración promedio de los cortes en un 26% respecto de 2019. La caída de las inversiones comparado con igual período de 2019 se debe a la menor caja disponible por el congelamiento tarifario y por limitaciones impuestas por Decreto durante la cuarentena", menciona Edesur.

La demanda de los primeros nueve meses registró una leve caída del orden del 0,4%. Edesur explicó que durante la cuarentena, el aumento del consumo residencial no compensó la caída del consumo de comercios, pequeñas y grandes industrias. "Asimismo, se observa una migración del consumo desde las áreas como micro-centro de Buenos Aires hacia las zonas residenciales, preferentemente de la Provincia, con un destacado aumento". Las ventas del período enero-septiembre de 2020, cayeron a 11.880 GWh (-5,2%).

Fuente: Clarín