05/11/20

Edesur perdió $ 3509 millones en el año y dice que no puede "hacer milagros"

La distribuidora eléctrica tuvo una caída de ingresos del 26% en lo que va del año. El CEO asegura que el sector "se encuentra en una situación crítica y necesita con urgencia soluciones regulatorias"



Con un fuerte reclamo al Gobierno por el congelamiento de tarifas, Edesur presentó los resultados del tercer trimestre del año y señaló que no puede "hacer milagros". En lo que va de 2020, la compañía lleva perdidos $ 3509 millones, y tuvo una caída de ingresos del 26% en relación con el mismo período de 2019.

"El sector eléctrico se encuentra en una situación crítica y necesita con urgencia soluciones regulatorias que permitan sostener un servicio esencial en periodo de pandemia. Sin tarifa, sin subsidio y sin reglas no se pueden hacer milagros”, dijo Nicola Melchiotti, Country Manager de Enel en Argentina, en un comunicado difundido en la Bolsa.

La compañía atribuye la pérdida de ingresos al congelamiento de tarifas y "varias medidas" dispuestas por gobierno nacional en el decreto de necesidad urgencia que estableció la cuarentena para combatir la pandemia de Covid-19.

En el período de nueve meses finalizado el 30 de septiembre pasado, Edesur registró un ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortización, por su acrónimo inglés) de solo $ 68 millones. En tanto, el resultado operativo arrojó un rojo de $ 3118 millones.

"La baja en el resultado del período se explica fundamentalmente por la pérdida operativa registrada y por una menor ganancia por ajuste por inflación, parcialmente compensada por menores costos financieros y por un menor cargo por impuesto a las ganancias", explicó la compañía mediante un comunicado.

Pese a los resultados negativos, Edesur indicó que en los primeros nueves meses del año invirtió $ 6216 millones, que se suman a los más de u$s 700 millones desembolsados entre 2016 y 2019. En ese sentido, la compañía reportó que el dinero invertido le permitió reducir la duración promedio de los cortes de luz con respecto al año pasado.

"La caída de las inversiones comparadas con igual período de 2019 se debe a la menor caja disponible por el congelamiento tarifario y por limitaciones impuestas por DNU durante la cuarentena", agregó el comunicado.

Más consumo residencial

En los primeros meses del año, la demanda de energía eléctrica tuvo una leve caída del 0,4%. En tanto el incremento del consumo residencial desde el inicio de la cuarentena no se vio compensado por una caída en clentes medianos y grandes. Además, se observó una migración del consumo desde áreas como el microcentro porteño hacia zonas residenciales, mayormente de la provincia de Buenos Aires.

Las ventas del período enero-septiembre de 2020, cayeron a 11.880 GWh (-5,2%) en comparación con los 12.529 GWh vendidos durante el mismo período del año anterior. Mientras que la cantidad de clientes registró un leve aumento del 0,6%, debido al crecimiento de los clientes de tarifa T1 (pequeña demanda de uso residencial).

Fuente: El Cronista