03/11/20

El barril criollo no tiene consenso empresario

La inestabilidad económica de los estados provinciales genera incertidumbre en el sector productivo de la provincia. El ministro de Energía pidió volver al precio sostén.



El ministro de Energía, Alejandro Monteiro, lanzó esta mañana una bomba al sector petrolero confirmando que solicitaron al Secretario de Energía de Nacion, Darío Martínez, volver a reeditar el precio sostén ante las bajas del crudo internacional. La inestabilidad económica de los estados provinciales generó incertidumbre en el sector productivo de la provincia petrolera.

El primer día hábil de noviembre los mercados internacionales abrieron nuevamente en baja, el crudo Brent rozó los U$D 37,32 el barril y el WTI cayó a U$D 34,95.

La volatilidad que muestra el mercado internacional se debe a dos factores importantes. El primero es la segunda ola de Covid-19 que amenaza a la mayoría de los paises del hemisferio norte, y el primero a la incertidumbre que genera las elecciones presidenciales de Estados Unidos.


Para los mercados, el impacto de la segunda variables es considerada temporal y tiende a equilibrarse con el tiempo mientras que, la primera impacta fuertemente en las economías sin posibilidad de influir para corregir la tendencia.

En este escenario, la nueva versión del barril criollo que implementó la administración de Alberto Fernández generó controversias entre operadoras y refinadoras por la venta del crudo. Varias compañías debieron iniciar reclamos administrativos ante las provincias por la diferencia entre el precio de venta y el pago de regalías.

Solo falta recordar que los gobiernos provinciales salieron a “vender” la normativa como herramienta de reactivación de la industria cuando sucedió todo lo contrario. El golpe que recibió el Gobierno Nacional con la mala instrumentación del precio sosten, hoy lo obliga a ser cauto en la nueva toma de decisiones.

El pais necesita ingreso de divisas y la exportación de petróleo es una fuente genuina en un momento donde la demanda interna de combustible se encuentra amesetada. La mayoría de las operadoras encontraron durante los meses del ASPO un nicho que les posibilitó exportar crudo al precio del mercado internacional.

Esta nueva oportunidad que presenta la industria plantea la disconformidad de las provincias que deben percibir la liquidación de regalías al precio de mercado. Cada centavo de dólar que baja la cotización del crudo son millones de pesos menos que ingresan a las cuentas de los estados provinciales.

Para la mayoría de las operadoras consultadas, no coinciden con la posición del gobierno provincial. “No estamos de acuerdo con el precio sosten” sostuvieron desde una empresa internacional. “Confiamos en trabajar sobre reglas claras del mercado” expresó un vocero de otra compañía. “No tenemos una postura firma a favor o en contra, aunque toda regulación entorpece el mercado y encarece impuestos” dijeron desde otra importante operadora.

Lo que las compañías esperan de los gobiernos “son reglas claras para poder transmitir a sus accionistas los riesgos y condiciones de inversión de la Argentina”, fue la síntesis de un viejo y reconocido petrolero que vive en el mismo barrio que el actual gobernador.

“Omar Gutierrez pasó de una gestión exitosa al exitoso fracaso de la gestión” fue la síntesis del ingeniero que resumió en pocas líneas la actual situación del estado provincial. “De millones de dólares de ingresos por regalías pasó a diferir el pago de sueldos a estatales, colapsar el sistema de salud y tener que refinanciar la deuda con los acreedores” ejemplificó ante la consulta.

Al parecer, Monteiro implementó un globo de ensayo para poner en la disyuntiva al actual Secretario de Energía, Darío Martínez. Presionar a las empresas petroleras para contribuir a minimizar el déficit provincial o generar una desobediencia social que impida continuar con la reactivación petrolera. Una jugada pre-electoral al mejor estilo Kirchnerista.

Fuente: Mejor Informado