10/11/20

Los combustibles subvencionan en casi 50 millones de dólares al año al Supergás

Con la quita de la carga fiscal, la Nafta Super podría bajar 2 pesos por litro


Sin ayuda estatal, una garrafa pasara a costar por sobre los 800 pesos

De acuerdo a comparativas internacionales, son aproximadamente entre 40 y 50 millones de dólares los que ANCAP pierde anualmente con el negocio del supergás (gas para garrafas), cifra que en realidad debe cargar al costo del combustible (gasolinas y gas oil), que lo subvenciona.

Este subsidio se suma por ejemplo al fideicomiso al boleto (en el caso del gas oil) o la tasa de inflamabilidad solo cobrada por la Intendencia de Montevideo (el resto de las intendencias no la perciben), todos ítems ajenos a su función, que ANCAP debe “sumar” a cada litro de combustible.

COMPOSICIÓN DEL PRECIO

Hoy un litro de nafta Super 95 cuesta en el surtidor 55 pesos, de los que según el sitio de ANCAP en su parte “Composición de Precio”, 19 pesos corresponden al costo de ente en materia de refinación, compra de petróleo, gastos administrativos y operativos, etc. El mismo combustible importado costaría hoy (según PPI de URSEA) 52 pesos en el surtidor.

A estos 19 pesos se le agregan: 26,31 pesos de Impuesto Específico Interno (48 por ciento), 0.55 pesos por concepto de Tasa de Inflamables (1 por ciento), fletes 0.49 (1 por ciento), tasa URSEA 0,06 y Distribución 8.55 pesos uruguayos (15 por ciento) todo lo que conforman los 55 pesos de venta al público.

EJERCICIO MATEMÁTICO

Hasta allí el panorama al día de hoy, pero la pregunta que surge es ¿qué pasará a partir del 1ro. de enero cuando el precio del combustible de ANCAP, deba ajustarse al PPI?

El costo de un litro de Nafta Super 95 desde esa fecha, cuando todo se rija por el Precio Paridad de Importación de acuerdo con lo que estipula la LUC (Ley de Urgente Consideración), debería bajar -con la sola quita del plus del Supergás a los combustibles- en 2 pesos por litro lo que lo acercaría al PPI actual de URSEA que lo sitúa en 52 pesos (dato al 30 de setiembre).

En este escenario, es de pensar que el Supergás deje de ser subvencionado por los combustibles y también reciba el ajuste emparejándolo con el PPI, situación que haría que una garrafa pasara a costar por sobre los 800 pesos.

Fuente: Surtidores