12/11/20

Petroleras: sobrevivirán las que cuenten con los mejores CFOs



El valor de una empresa petrolera está en sus reservas de hidrocarburos por lo que resulta clave que cuente con los mejores recursos humanos en las áreas de exploración y producción, hecho que le permitirá ser efectiva en sus descubrimientos de reservas y eficiente en explotarlos.

Ahora, en tiempos de Covid-19, donde el mundo está aún buscando una nueva normalidad que sin dudas necesitará menor cantidad de petróleo, las responsabilidades del CFO pasan a ser muy relevantes, aunque ya lo eran en el pasado, aunque probablemente, menos valoradas y reconocidas.

Durante el primer semestre de 2020 hemos visto incrementarse significativamente la cantidad de empresas de la industria que se han declarado en bancarrota en Estados Unidos y Europa. ¿Qué sucedió? No contaban con una adecuada estrategia financiera para soportar una fuerte crisis o volatilidad que, en esta industria, se da en ciclos recurrentes.

Si nos preguntamos cómo se podría haber evitado podemos hallar la respuesta en una óptima planificación del CFO que prepare y resguarde a la empresa con distintas herramientas:

-Contratos de cobertura, tanto de precios como de monedas, que permitan cubrir y asegurar los flujos de caja que la empresa necesita para operar mínimamente y cubrir sus necesidades financieras básicas.

-Endeudamiento ordenado con vencimientos a largo plazo y un apalancamiento equilibrado.

-Eficiencia en la utilización del capital de trabajo a través de acuerdos estratégicos de largo plazo con proveedores "just in time" o figuras de "profit sharing", por citar ejemplos.

-Adecuado monitoreo de los principales KPIs financieros incluyendo costos operativos y CAPEX, focalizando las inversiones en aquellos proyectos de retornos con repagos más rápidos.

-Optimización financiera de los distintos activos con una adecuada estrategia para cada uno de ellos (eficientización, asociación, venta o cierre).

Esta estrategia también debería ser aplicada por las empresas de servicios petroleros, que son las que más sufren habitualmente estas crisis y que tienen, en general, menor tendencia a proteger sus flujos de caja con estrategias de coberturas.

Como siempre ocurre, toda crisis también genera oportunidades y la actual dará espacio para varias fusiones y adquisiciones donde también será clave contar con un buen desempeño del CFO que cuente con la experiencia para llevar adelante este tipo de transacciones y lograr su financiamiento.

En un contexto aun volátil e inestable, lo mejor que puede hacer una empresa petrolera es tener un buen CFO. El mejor. No solo para superar esta crisis y sobrevivir, sino también para que, una vez pasada la tormenta, pueda capitalizar las oportunidades que quedarán como consecuencia de ella.

Fuente: Apertura Negocios