10/11/20

Se destinaron casi 4.000 millones de dólares en subsidios a la energía

En el acumulado hasta agosto pasado las transferencias para gastos corrientes aumentaron un 80,5% respecto al año anterior. Cammesa se llevó más de la mitad del presupuesto.


Para la Resolución 46 el gasto público fue de $21.970 millones. (Foto: Florencia Salto)

La brecha entre los costos crecientes y los precios congelados de la energía inflaron los subsidios del Estado y en entre enero y agosto del 2020 aumentaron un 80,5% respecto al mismo período del año pasado. El dato se desprende del informe del Instituto Mosconi (IAG), que además detalla que se destinaron 269.700 millones de pesos durante los primeros 8 meses del año, algo así como 3.916 millones de dólares.

Las ejecuciones presupuestarias más importantes y las responsables del salto millonario fueron para la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), para IEASA (la exEnarsa) y para el plan de incentivos la producción de gas (Resolución 46). Entre enero y agosto del año pasado los subsidios energéticos representaron un gasto público de $149.461 millones, unos $120.321 millones menos que este año.

El documento del instituto que lidera el exsecretario de Energía de la nación, Jorge Lapeña, utilizó datos de la Asociación Argentina de Presupuesto Público (ASAP). En paralelo, vale señalar que se tomó la cotización del dólar mayorista en cada mes.

La desagregación de los subsidios energéticos muestra que entre enero y agosto se destinaron $182.061 millones para Cammesa, lo que significa un incremento del 108,6% interanual de lo destinado entre esos meses ($87.273 millones). Esto no solo implicó que se desembolsaron unos $94.788 millones más sino también que el total significó el 67% de las transferencias realizadas.

“El comportamiento de los subsidios a CAMMESA a partir del abril responde a las crecientes necesidades financieras derivadas principalmente entre la brecha de costos crecientes y precios congelados”, indica el informe.

Lo transferido a la estatal Integración Energética Argentina (IEASA) durante los primeros 8 meses del año totalizó los $46.526 millones lo que representó un alza del 43,1% o unos $14.002 millones adicionales. Para el Plan Gas no convencional (Resolución 46) el gasto público fue de $21.970 millones mientras que el año pasado había alcanzado los $13.459 millones. Esto significa unos 8.511 millones extra o un 63,2% adicional.

Transferencias para gastos de capital

Los datos de la ASAP recopilados por el Instituto Mosconi muestran que, en el segmento de lo destinado para cubrir gastos de capital, entre enero y agosto del 2020 las transferencias fueron de $7.290 millones. El salto implica un 2123,4% más y es que en el mismo período del año pasado fueron apenas unos $328 millones.

En detalle, las transferencias a IEASA se incrementaron 86% mientras que para Nucleoeléctrica se redujeron 27.3% respecto a lo recibido en igual periodo del año anterior. La diferencia en total entre el 2020 y el año pasado es de unos $6.963 millones.

La balanza comercial en verde

La diferencia entre las exportaciones e importaciones del sector energético fue de 19 millones de dólares en rojo, sin embargo, en el acumulado de los primeros nueve meses del año, la cifra es de 171 millones de dólares en verde. En el mismo período de meses del año pasado, la balanza energética era de 493 millones de dólares en rojo.

"En septiembre las exportaciones se redujeron 35,1% interanual mientras que las importaciones fueron 30,2% menores. De la misma manera, en los primeros nueve meses del año las exportaciones se redujeron 24,9% y las importaciones 39,5%", detalla el informe.

Fuente: Río Negro