03/11/20

Volvieron a incrementarse las etapas de fractura en Vaca Muerta

Por tercer mes consecutivo aumentó la cantidad de punciones para poner en producción los pozos. Tres operadoras concentraron la actividad.



La cantidad de etapas de fractura en Vaca Muerta se incrementó por tercer mes consecutivo.

El recuento de la cantidad de etapas de fracturas que se realizaron en Vaca Muerta durante octubre arrojaron una buena noticia para la formación no convencional dado que aumentaron por tercer mes consecutivo.

De acuerdo al informe especial que elabora el country manager de NCS Multistage, Luciano Fucello, durante octubre se realizaron en total 345 etapas de fractura en Vaca Muerta, un 6,15% más que las que se hicieron en septiembre.

El repunte de la actividad comenzó en agosto cuando se realizaron 98 etapas de fractura dejando atrás el mal trago de julio en el que apenas se registraron 44 punciones. Y continuó en septiembre con la realización de 325 etapas.

En octubre fueron tres las operadoras que trabajaron en la realización de punciones para poner en producción sus pozos. Estas firmas fueron YPF, Shell y Tecpetrol.

En el caso de la petrolera de bandera nacional, la firma concentró la mayor parte de las etapas de fractura realizadas con un total de 170 punciones.


La compañía está trabajando sobre una serie de pozos en el área Bandurria Sur, un bloque destinado a la producción de petróleo en donde se fracturó durante octubre el pozo récord de Vaca Muerta.

Este pozo, denominado LCav-45(h) es el más extenso de toda la formación no convencional, con una rama lateral de 3.886 metros y un total de 64 etapas de fractura, que ahora se espera que en poco tiempo sea puesto en producción.

La segunda firma que más trabajos realizó fue Shell, con 144 etapas de fractura completadas. La compañía angloholandesa es la que más trabajos ha realizado desde el reinicio de las actividades a mediados de mayo sumando un total desde entonces de 515 etapas de fractura.

Mientras que, como se había anticipado, Tecpetrol volvió tras once meses a fracturar sus pozos y sumó un total de 31 etapas de fractura y se espera que sus trabajos continúen durante este mes.

En lo que hace a las empresas de servicios especiales que realizaron estas fracturas, los registros dan cuenta de que solo hubo dos compañías activas y que Halliburton concentró el grueso de la actividad.

Los de rojo realizaron durante octubre 314 de las 345 etapas de fractura, es decir el 91% de la actividad dado que fueron los proveedores para Shell e YPF.

Mientras que Calfrac volvió al trabajo luego de una larga pausa de la mano de Tecpetrol y sus 31 etapas de fractura completadas.

El incremento en las etapas de fractura, aunque sea mínimo, es una buena señal para Vaca Muerta que en los últimos meses tuvo varias caídas en su actividad.

Sin embargo, esta evolución marca que el ritmo de los trabajos para conectar nuevos pozos sigue muy por debajo del nivel que había antes de la pandemia y que anticipa que el año cerrará con una fuerte caída en comparación no solo con el año anterior, sino incluso con respecto al 2018, como un claro reflejo de la crisis que generó en el sector la pandemia de coronavirus.

Fuente: Río Negro