16/12/20

Desde este martes hacen el test de saliva en el aeropuerto de Ezeiza

Es obligatorio para los viajeros que llegan y tienen como destino final la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Este martes comenzaron a hacer el test de saliva a los viajeros que llegan al aeropuerto de Ezeiza y tienen como destino la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La medida alcanza no solo a turistas sino también a residentes que se alejaron más de 150 kilómetros por tres o más días.

Además, hay que presentar una declaración jurada que se descarga en turismo.buenosaires.gob.ar/es/RequisitosTuristas y se puede enviar como un archivo adjunto PDF.

El aeropuerto internacional se conviertió en el sexto punto donde se realiza la prueba obligatoria cuyo objetivo es la detección temprana de potenciales casos de coronavirus.

Entre el 8 de diciembre y el lunes 14 se les hizo el test de saliva a 14.775 personas. De 5.170 de esas pruebas aún se esperan los resultados. De las otras 9.605, 46 dieron positivo.

Los resultados del test serán informados entre 12 y 24 horas después a través de SMS, mail o comunicación telefónica. En caso de ser negativo el resultado será informado a través de canales automáticos como SMS, Boti (1150500147) o correo electrónico.

Para quienes llegan a la Ciudad en micro los controles se hacen en la Terminal de Ómnibus Dellepiane. Quienes arriban en auto o tren, deberán dirigirse al Centro de Convenciones (exclusivo para ir en vehículo) y al edificio de la ex confitería Munich, en la Costanera Sur.

Las autoridades aseguraron que sumarán más centros en los momentos pico de la temporada, como los cambios de quincena y los fines de semana de las Fiestas.

¿Cómo se controla?

Desde el Gobierno porteño explicaron que, con la colaboración del ENACOM y de las empresas telefónicas, cuando las antenas ubicadas en la Ciudad detecten una línea de celular que no tiene la característica 011, automáticamente se le enviará un mensaje de texto avisando acerca de la obligación de realizarse el test. Ese mensaje tendrá un link a Boti, el chat de la Ciudad, que guiará al viajero para cumplir el requisito.

También explicaron que apelan a la responsabilidad individual de las personas, que deben ser conscientes de la importancia de ir a hacerse el testeo en cuanto vuelven del viaje para saber si tienen COVID-19.

Lo cierto es que si las autoridades verifican que alguien ingresó a la Ciudad y no si hizo el testeo, podrán aplicarle las sanciones previstas por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 2/20, publicado el 26 de marzo. Allí se fijan multas de 500 a 3.700 unidades fijas (entre $ 10.700 y $ 79.180) para quien "omita el cumplimiento de las normas relacionadas con la prevención de las enfermedades transmisibles".

Fuente: FiloNews