29/12/20

El Gobierno le pagará a Edenor los consumos de los barrios populares de los últimos tres años

A su vez, la empresa usará esos fondos a mejorar la conectividad y los servicios de 150.000 familias.


Edenor llegó a un acuerdo con el Gobierno por el pago del servicio en barrios populares. Foto: REUTERS/Marcos Brindicci

Edenor y el Gobierno llegaron a un acuerdo a través del cual el Estado se hará cargo del pago de los consumos de electricidad de los barrios populares. Se trata de una factura de $ 3.143 millones que la empresa destinará a mejorar el servicio en esos sectores.

El convenio fue rubricado por el ministerio de Economía, el Ente Nacional de Regulador de Electricidad (ENRE) y Edenor y establece que "el Estado Nacional se compromete a realizar un aporte público y transferir a Edenor los montos equivalentes a los consumos de energía eléctrica provistos a ciertos barrios populares dentro de su área de concesión, realizados en el período diciembre de 2017 a diciembre de 2020".

Por su parte Edenor se compromete a "usar esos fondos para ejecutar un plan de trabajo preventivo y correctivo por la suma de $ 3.143 millones, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio y el estado de la red eléctrica". Además, deberá suministrar a estos barrios medidores colectivos.

En el área de concesión de Edenor hay 500 asentamientos. Desde 1992 se acordó con las empresas prestadoras del servicio que los asentamientos y villas reciben electricidad y el Estado se hace cargo de ese costo, que se toma de un medidor comunitario.

Esa factura se paga a medias entre la Nación por un lado y por el otro la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Pero según Edenor, la Nación dejó de pagar en 2017, lo que afecta al servicio de 150.000 familias.

El acuerdo se cerró en medio de un proceso de negociación que podría terminar en un cambio de manos para la distribuidora eléctrica, hoy controlada por el Grupo Mindlin.

José Luis Manzano, el ex superministro de Carlos Menem devenido en empresario, quiere cerrar la adquisición de la mayoría de Edenor antes de fin de año. Marcelo Mindlin, dueño de Pampa -que controla Edenor, la distribuidora eléctrica de la mitad de Buenos Aires y el conurbano- inició una negociación con Manzano, que suele estar asociado a Daniel Vila (dueño de América TV), con quien comparte Edemsa, la distribuidora de Mendoza.

En el campamento cercano a Manzano y Vila murmuran que la operación está cerca de concretarse. En Pampa muestran mayor escepticismo, admiten negociaciones pero descartan que un acuerdo accionario sea inmediato.

En el Gobierno hay diferentes miradas sobre lo que podría suceder: algunos celebran un posible arribo de Manzano (“es un político”), pero otros creen que se trata de una maniobra destinada a que el Gobierno se exprese en lo inmediato sobre el congelamiento tarifario. “Es una jugada de poker para que el Gobierno diga algo sobre tarifas”, describen funcionarios, incrédulos frente al eventual cambio de accionistas.

Edenor tiene sus tarifas reguladas como parte de la concesión en la que opera. Desde febrero de 2019 que no hay aumento de tarifas.

Fuente: Clarín