23/12/20

Éxodo de empresas: la gigante de servicios petroleros Baker Hughes vende sus activos en Vaca Muerta

Lo reconocieron el Gobierno provincial. El jefe del gremio petrolero, Guillermo Pereyra, agregó que la empresa ya vendió sus equipos y herramientas. Desde Brasil, voceros de la compañía niegan el repliegue



Vaca Muerta está consternada por la posible salida del país del gigante estadounidense de servicios petroleros Baker Hughes.

Según publicó el diario Río Negro, la empresa puso en venta sus equipos y herramientas y comenzó a desvincular personal. Ante la falta de respuestas de la filial local -los interlocutores habituales de El Cronista ya no trabajan en la empresa-, fuentes de la filial brasileña de Baker Hughes, que tiene operación en 120 países, niegan la versión. "Baker Hughes no se va de Vaca Muerta ni de la Argentina. No queremos hacer declaraciones sobre especulaciones o rumores", expresaron.

Pero fue el ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro, reconoció el repliegue de la compañía: "No tenemos relación directa con la empresa de servicios; sí con las operadoras. Pero sabemos que está en esa línea", dijo, en declaraciones reproducidas por el matutino patagónico.

El funcionario no fue el único que habló. También lo hizo Guillermo Pereyra, ex senador nacional y poderoso jefe del gremio de trabajadores petroleros de Río Negro, Neuquén y La Pampa: aseguró que Baker Hughes tiene, prácticamente, cerrada la venta de sus equipos de fractura y herramientas a Tenaris, la fabricante de tubos de acero sin costura de Techint. Consultada por El Cronista, esta empresa optó por no hacer comentarios.

Pereyra dio a conocer el conflicto, luego de que, en la mañana del lunes, trabajadores de Baker Hughes frenaran la salida de camiones y equipos que la empresa ya había vendido. El gremialista develó que, hace dos meses, BH empezó a ofrecer "millonarias indemnizaciones" por su repliegue en el país.

Baker Hughes acusó en sus finanzas el golpe de la pandemia. A escala global, en nueve meses, facturó u$s 15.210 millones (13% menos que un año antes) y perdió u$s 16.712 millones (había ganado u$s 776 millones). En la Argentina, donde emplea a 1400 de sus 65.000 colaboradores a escala global, a mitad de año, había perdido a su CEO, Mariano Gargiulo, quien era un referente, tanto de la compañía como del sector. Su última gran misión fue la integración local de la fusión global que Baker Hughes había hecho con GE Oil & Gas.

Con la salida de Gargiulo, la empresa informó que la Región Sur de América latina se integraba a México y daba lugar a la South America & Mexico Region, cuyo líder se radicaba en ese país. Carlos Henning quedó como Business Leading Región Cono Sur.

En la respuesta enviada a El Cronista, Baker Hughes asegura: "Hemos estado apoyando a nuestros clientes durante toda la pandemia y continuaremos haciendo lo mismo. Somos una de las empresas y proveedoras de servicios más grandes del país (es más, la manufactura de nuestros ESP pumps es global y una de las fábricas está en la Argentina). Tenemos plantas en dos zonas claves de la industria petrolera argentina (Sur y Oeste). Recientemente, hemos invertido en nuestra división de perforación dedicada a pozos shale, donde abrimos un taller de reparación único para poder apoyar mejor a nuestros clientes locales".

Fuente: El Cronista