14/12/20

Iberia y Air Europa, obligadas a reinventarse al ser las más afectadas

Son las dos aerolíneas que afrontan un escenario más difícil para recuperar su rentabilidad anterior
Se auguran muchos menos viajes de trabajo, menos vuelos a destinos lejanos, y un recorte del gasto de las empresas para sus desplazamientos




Iberia y Air Europa, al venir logrando el grueso de sus beneficios de la clase ‘business’ de viajeros de trabajo en vuelos a Latinoamérica, son las dos aerolíneas que afrontan un escenario más difícil para recuperar su rentabilidad anterior.

Enrique Donaire, el otrora poderoso director general de Iberia, solía decir que si el 80 por ciento de plazas de la ‘business’ se vendía, entonces ya todos los costes del vuelo estaban cubiertos, y que todo lo demás era pura ganancia (Nuevas aerolíneas de corto radio hunden a las 3 grandes latinas).

La crisis del coronavirus ha cambiado los gustos de la demanda, ya que todos los expertos coinciden en augurar muchos menos viajes de trabajo, menos vuelos a destinos lejanos, y un recorte del gasto por parte de las empresas para sus desplazamientos.

Además, Latinoamérica emerge como probablemente la región más afectada del mundo por el coronavirus, ya que en países como Argentina o Colombia han sufrido hasta alrededor de medio año de confinamiento (Ranking de 7 aerolíneas latinas por valor: Copa y Avianca, cara y cruz).

Por todo ello, Iberia y Air Europa están recortando flota, ya que durante 2021 apenas se espera un repunte significativo de su principal fuente de rentabilidad como es el viaje de trabajo, al que a diferencia del vacacional la tecnología sí permite sustituir la experiencia.

En Latinoamérica este escenario es similar, como prueban el lanzamiento de nuevas aerolíneas de corto radio, caso de la nueva mexicana VLU –nacimiento adelantado por REPORTUR.mx— o la colombiana Ultra Air, sumado a la expansión de Jetsmart, Viva Air, Wingo o Volaris, lo que está hundiendo las perspectivas de los tres gigantes aéreos latinos como son Latam Airlines, Avianca y Aeroméxico, todas ellas acogidas a la ley de bancarrotas.

Así, Latam Airlines, Avianca y Aeroméxico, en su modelo de aerolíneas tradicionales, afrontan un horizonte a medio plazo en el que se verán afectadas por su especialización en los vuelos de largo radio, con una demanda que será la que más tarde en recuperarse, y en los viajes de trabajo, de cuya clase business lograban el grueso de sus beneficios.

En contraste, las aerolíneas de bajo costo y rutas de menos de tres horas han resistido mejor a estos meses de crisis, y además se prevé que capten una mayor cuota de la demanda de viajeros en los próximos meses gracias a sus tarifas más bajas y a su especialización en viajes internos (Avianca o Latam podrían volverse low cost ante los nuevos rivales).

Los expertos auguran que Avianca o Latam intentarán cambiarse a un modelo low cost para poder competir con la nueva competencia, y podrían plantearse irrumpir al modelo “low cost” debido al panorama que se perfila en el sector de la aviación comercial. Una obligada reinvención a la que de este u otro modo estarán obligadas Iberia y Air Europa.

Fuente: Preferente