21/12/20

Proponen analizar la baja en la cuenca petrolera del NOA

Ante la falta de materia prima, buscan alternativas para abastecer la red de estaciones de servicio. Anhelan lograr la recuperación futura de la cuenca los norte.


Complejo de refinerías de Campo Durán

Desde la refinería de gas y petróleo ubicada en Campo Durán se impulsa una mesa de diálogo entre los principales actores de la industria de los hidrocarburos en la cuenca del NOA para avanzar en políticas que posibiliten que esta área productora vuelva a tener expectativas favorables en relación a la producción de gas y petróleo, las dos materias primas que la destilería de Campo Durán y el poliducto necesitan para operar y comercializar en su cadena de estaciones de servicios ubicadas en 7 provincias del norte argentino.

El planteo surge desde Refinor, el grupo empresario que opera desde 1991 el poliducto que parte desde Campo Durán y llega hasta la ciudad de Montecristo en la provincia de Córdoba, propietario de 91 estaciones de servicio.

La citada empresa transita un proceso de transformación para revertir el poliducto de manera que -a diferencia de lo que sucede desde que se inauguró casi 60 años atrás- reciba desde otras áreas la materia prima que necesita para que la destilería de Campo Durán opere. La realidad es que por la baja en la producción de los campos norteños y la disminución en los envíos del gas "rico" que antes solía provenir del sur de Bolivia, Refinor se está quedando sin materia prima.

Impulso a Campo Durán

En la segunda quincena del pasado mes de noviembre y con el objeto de consolidar el proyecto de transformación de la compañía el ingeniero industrial Guillermo Pérez Guillamón asumió como gerente general de Refinor.

Consultado por El Tribuno por esta nueva etapa de la compañía, el flamante directivo precisó que "estamos avanzando en la reversión del poliducto en lo que llamamos el tramo sur (Córdoba - Tucumán) para fortalecer la planta de despacho de combustibles líquidos de Tucumán. La cuenca del NOA con la reducción de la producción de crudos y condensados no alcanza a cubrir la demanda, por eso uno de los objetivos principales que tenemos es volver a darle actividad al complejo Campo Durán con acciones como el llamado a una mesa de diálogo en la cuenca del NOA donde puedan participar tanto los gobiernos provincial como nacional, los productores de los yacimientos que están en el NOA y Refinor como la única refinería del norte argentino; la intención es recuperar en todo lo posible la producción, reactivar el complejo y, por ende, toda la zona", precisó el directivo.

"Con respecto a la reversión del poliducto, es un proyecto que estamos llevando a cabo que tiene diferentes etapas pero lo que queremos aclarar es que este impulso que le queremos dar al complejo Campo Durán y la reversión del gasoducto son proyectos absolutamente compatibles porque eso le puede dar una sobrevida a la actividad de la refinería", aclaró para alejar los lógicos temores que en la zona generan este tipo de anuncios.

"La realidad es que a consecuencia del bajo volumen que produce la cuenca, buena parte de los producido no va por el ducto lo que sucede desde hace tiempo, sino que sale por camiones. Hemos escuchado la preocupación de gente que no está muy al tanto de lo que significa el proyecto de reversión del poliducto y tiene la idea de que vendrá a reemplazar la producción de la refinería y en realidad es todo lo contrario. Para nosotros sería muy bueno que toda la demanda que tenemos en la red de estaciones de servicios la pudiésemos satisfacer con lo que produce la refinería, pero esa no es la realidad. Por eso tenemos que encontrar alguna otra alternativa para abastecer la red de 91 estaciones de servicios que tenemos. Ojalá lo podamos lograr con una recuperación futura de la cuenca pero, mientras tanto, tenemos que buscar algunas alternativas", graficó.

Esa es una de las razones por las que desde Refinor "queremos involucrar a los actores que pueden incidir sobre la decisión de una inversión futura en la cuenca como son el Estado nacional, las provincias productoras como propietarias de los recursos naturales, titulares de los yacimientos y Refinor como la única refinería de la zona. Por eso impulsamos esa mesa de diálogo que creemos puede tener una respuesta positiva para la región".

En forma contundente, Pérez Guillamón expresó: "Refinor lo que necesita es producción y si no la tiene, no tiene nada para procesar".

Otro encuentro clave

El pasado 28 de noviembre integrantes de la Federación Nacional de Petróleo y Gas Privado como el secretario general Pedro Milla, el secretario del interior, Mario Lavia, junto al secretario general del sindicato de petroleros privados de las provincias de Salta y Jujuy, Sebastián Barrios, recibieron al jefe de Gabinete del gobierno de Salta Pablo Outes y al presidente de Remsa S.A. (Recursos Energéticos y Mineros de Salta, S.A.), Alberto Castillo, para iniciar un trabajo en forma conjunta que tiene por fin reactivar algunas áreas energéticas de la cuenta del NOA.

Sebastián Barrios al referirse a esa reunión concretada en las instalaciones que la federación de petroleros privados tiene en la ciudad de Buenos Aires precisó que "fue un primer encuentro muy interesante para comenzar a definir y delinear un trabajo conjunto que puede arrojar muy buenos resultados para Salta, en especial del norte de la provincia, ávida de encontrar más fuentes de empleo genuino".

Barrios explicó que "la idea, según explicó Pablo Outes, es poner en valor a la estatal provincial Remsa S.A. para reactivar en principio pozos de baja productividad en áreas que todavía no están del todo definidas. Por nuestra parte vamos a aportar la bolsa de trabajo de manera que los puestos se cubran con mano de obra local y privilegiando a empresas locales. En el gremio solemos ser muy realistas pero esta propuesta nos ha dado bastante optimismo porque creemos que se puede concretar ya que la decisión política del gobernador de la Provincia de potenciar a Remsa existe y eso es muy positivo".

Fuente: El Tribuno