21/12/20

Se exportaron más de 25 millones de barriles de crudo

Fomentado por la caída de consumo, los envíos de crudo se multiplicaron. Si bien la tendencia marca una disminución en su flujo, sigue siendo un 20% mayor que el nivel prepandémico. El Medanito fue el segundo tipo de petróleo más vendido.


La crisis de demanda disparó las exportaciones de petróleo que hasta octubre sumaron más de 25 millones de barriles.

Caída de consumo, saturación de acopios en yacimientos, refinerías y centros de exportación. Incluso el alquiler de barcos para acopiar sobre el mar la producción que nadie consumía. Esa era la imagen que el inicio de la cuarentena obligatoria dejaba de la industria petrolera nacional. Pero la salida de las primeras exportaciones, aunque a precios reducidos, cambió el escenario, y no solo brindó alivio al sector sino un camino en donde hoy se cifran las mayores esperanzas del corto plazo.

De acuerdo a los registros de la secretaría de Energía de la Nación, hasta octubre se exportaron desde el país un total de 25.051.350 barriles de petróleo, y si bien la tendencia marca que la ola de grandes envíos ya pasó, el volumen exportado en el último mes es un 20,3% superior a los valores que se venían registrando antes de la llegada de la pandemia.

Por las características de la producción petrolera nacional todos los años se realizan exportaciones pero menores, casi siempre de petróleos pesados como el Escalante que se produce en Chubut, ya que las refinerías nacionales no tienen la capacidad de procesar la totalidad de los petróleos pesados que se extraen.

Sin embargo este año el brutal desplome del consumo que generó la cuarentena obligatoria, que se dictó el 20 de marzo para todo el país, forzó a las empresas a tener que exportar todos los tipos de petróleos.

Esto se debió no solo a una necesidad de las firmas de contar con un flujo de caja –aunque los primeros precios fueron paupérrimos- sino fundamentalmente a la saturación de los acopios, ya sea en los yacimientos, en los complejos de exportación e incluso en los barcos alquilados.


El mayor flujo de petróleo al exterior correspondió al crudo pesado de Chubut, el Escalante que hasta octubre acumuló exportaciones por 14.366.113 barriles.

En segundo lugar y como gran destacado del año el petróleo más exportado fue el Medanito que en partes iguales desde Neuquén y Río Negro, sumó en total 3.026.955 barriles exportados.

En tanto que en tercer lugar se ubicó el crudo de Santa Cruz, el Cañadón Seco con 2.039.110 barriles exportados.

Mes a mes

La evolución de los volúmenes de exportación de este año refleja casi como un electrocardiograma cómo fue el impacto de la cuarentena en el país, ya que desde marzo se evidencia un incremento en los envíos al exterior.

La gran salida del petróleo nacional se registró entre abril y mayo cuando en cada mes se exportaron más de 4 millones de barriles.

En junio hubo un leve freno, en especial en lo que fueron los envíos del petróleo pesado de la zona sur del país, pero también marcó el inicio de la salida del petróleo Medanito, el crudo liviano de la Cuenca Neuquina que no se exportaba en forma regular desde hace años.

Tras ese mes de pausa en la salida del crudo pesado, en julio se registró el récord de exportación del año con un total de 4.843.300 barriles enviados al exterior, marcando un ritmo de envíos de más 156.000 barriles de petróleo por día, algo así como la totalidad de la producción de Neuquén, la principal provincia petrolera del país.

Desde entonces nuevamente las exportaciones se han reducido a 1.377.761 barriles en agosto, 2.470.019 en septiembre y 1.399.210 en octubre, marcando en este último mes un nivel de envíos de 45.135 barriles por día.

Pero en octubre se dio otro cambio ya que en este mes no hubo envíos de petróleo Medanito ni desde Neuquén donde fluye mezclado con el shale de Vaca Muerta, ni desde Río Negro.

El dato

3.026.955

barriles de Medanito suman los envíos al exterior realizados este año desde Río Negro y Neuquén.

Además, durante octubre se vio una contracción en la cantidad de empresas que cerraron acuerdos de exportación, ya que mientras en septiembre habían sido 10 las compañías que enviaron cargamentos, en octubre fueron solo cuatro: Enap Sinepetrol con el crudo offshore de Santa Cruz, la Compañía General de Combustibles (CGC) con su crudo onshore de Santa Cruz, Roch con una buena producción de San Sebastián desde Tierra del Fuego y Pan American Energy (PAE) con el grueso de la actividad del mes a través del Escalante que extrae en Chubut.

En la ventanilla de la secretaría de Energía de la Nación que registra los pedidos de exportación se siguen recibiendo solicitudes para exportar crudo liviano, incluso hay pedidos presentados para exportar Medanito hasta febrero del año que viene.

Sin embargo, esta fluctuación en la salida al exterior coincide con la lenta mejora de los niveles de consumo de combustibles dentro del país, que hoy se ubican en torno a un 20% por debajo de los valores previos a la cuarentena.

Difícilmente sea correcto comparar el desarrollo de este 2020 tan atípico con lo ocurrido en los años anteriores, ya que en este año hubo una situación de fuerza mayor que forzó a las empresas a buscar compradores fuera del país. Pero en términos matemáticos los registros muestran que las exportaciones a octubre son un 23,95% mayores que la registradas en el mismo período del año pasado y son las más altas desde el 2010, cuando en un contexto muy diferente al actual la industria hidrocarburífera argentina exportó más de 33 millones de barriles en el año.

Claves: el precio y las retenciones

Dentro del duro contexto de este año, dos factores permitieron que esta cantidad de crudo fluyera al exterior. El primero fue la mejora del precio internacional que permitió a las empresas no solo no tener que vender su producción a valores irrisorios de un dígito, sino encontrarse en valor como los actuales, de unos 41 dólares para el Escalante, en los que las firmas pueden tener ganancias.

El segundo factor de la ecuación vino a impulsar esta tendencia positiva y se trata de la reducción a cero de las retenciones a las exportaciones. Esta rebaja del 8% que marca la ley de Emergencia Social y del 12% que se venía aplicando desde principios de año, redundó en mejorar el margen positivo para las empresas, en especial en momentos en los que el precio internacional no terminaba de convencer.

Desde el gobierno nacional se destacó días atrás que esta reducción al cero por ciento de las retenciones que hoy rige por el DNU 488/20 hasta que el Brent alcance los 60 dólares, será mantenida y formará parte también del paquete de incentivos que se buscan poner en marcha con la ley de fomento de las inversiones.

En números

45.135

barriles por día contabilizaron las exportaciones que se realizaron durante el mes de octubre.

Es que si bien el balance del año muestra que pese al caótico desarrollo de este 2020, la industria hidrocarburífera supo encontrar una salida positiva para la crisis de sobrestock, y si bien desde las principales empresas del sector se apuesta a continuar con esta senda exportadora, es claro que la producción primero deberá crecer para evitar que, como en octubre, la producción de crudo liviano sea consumida en el país, interrumpiendo la periodicidad de los envíos que es clave para que el crudo argentino pueda ir teniendo más compradores y mejor precio en las góndolas del mundo.

Pan American Energy concentró el grueso de los envíos

La petrolera que más barriles exportó fue por lejos Pan American Energy (PAE) que con su gran producción de Escalante envió al exterior 9.495.050 barriles, es decir más del 37% del total de las exportaciones del país.

En segundo lugar en ranking de exportaciones se ubicó YPF con 4.030.852 barriles exportadores desde diversas cuencas. El tercer puesto correspondió a Vista Oil&Gas que sumó exportaciones de Medanito por 2.489.714 barriles, el 80% de los envíos de este tipo de crudo.

Mientras que el cuarto lugar se ubicó Tecpetrol con 1.576.852 barriles exportados entre Medanito y Escalante. Y el quinto puesto correspondió a la firma Capex que pautó envíos de Escalante por un total de 1.450.511 barriles.

Fuente: Río Negro