17/12/20

Subió la nafta pero no alcanza: por qué ya se habla de un nuevo aumento en enero

Las petroleras continúan al menos 5 puntos por debajo del precio que les permitiría alcanzar el equilibrio. Puma y Shell acaban de aplicar aumentos


La actualización de impuestos impulsaría otro "retoque" en los surtidores a principios de 2021.

El quinto incremento en el año pautado para los combustibles finalmente tomó forma este miércoles pero el ritmo de subas no se agotaría ahí. Así, fuentes del expendio anticiparon que resta efectuar un ajuste impositivo que pegaría en los surtidores a fines de la primera quincena de enero.

A tono con esto, el decreto 965 publicado por el Gobierno a principios de este mes informa que "toda otra actualización se suspende hasta el 15 de enero de 2021". El día después a esa fecha sería de nuevo golpe en el bolsillo de los automovilistas.

Desde CECHA, la confederación que integra a los empresarios de la venta de combustibles en el país, su gerente general, Guillermo Lego, dijo en torno a las eventuales subas que seguirán a la concretada en diciembre que "variables hay".

"El ajuste impositivo (actual) sólo tomo el saldo del segundo trimestre. Falta aún el ajuste del tercer trimestre y además, como está aumentando el crudo, las petroleras seguramente requerirán que puedan ajustar todavía algo más", comentó a iProfesional.

"En síntesis, queda aún un nuevo ajuste. El gobierno decidirá si hacerlo a fin de año o dejar esto para principio de enero. Es, nuevamente, una decisión política", añadió.

En las estaciones de servicio manda la intranquilidad en tanto la demanda no se recupera. Y el nuevo incremento es interpretado como un factor en contra de cualquier eventual recuperación en las ventas.

"La demanda no supera el 67 por ciento del consumo del año pasado. Y los aumentos juegan en contra. No permiten levantar un promedio como tampoco las restricciones que se pueden dar si hay nuevos rebrotes", sostuvo Lego.

Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA, comentó algo similar. "La demanda sigue abajo. Y cada vez que hay actualizaciones de los precios vendemos menos en las estaciones de servicio", dijo a iProfesional.

Según informe reciente de esa organización, 3 de cada 5 estaciones de servicio corre hoy el riesgo de cerrar definitivo, mientras que el 85 por ciento de los sitios de venta no podría sostenerse en el mediano plazo si la situación -en términos de demanda- no mejora.

Por otro lado, la nueva suba que podría tener lugar en enero permitiría a las petroleras acercarse un poco más al punto de equilibrio. En el ámbito de los hidrocarburos aseguran que los precios en los surtidores continúan al menos 5,5 por ciento por debajo de lo que necesitan las compañías para comenzar a enderezar sus números financieros.

También aumentaron Shell y Puma

A principios de esta jornada, YPF incrementó un promedio de 4,5 por ciento sus combustibles en todas las estaciones de servicio fuera de Buenos Aires.

Ya en Capital Federal aplicó una suba del 5,5 por ciento de acuerdo a la política de la petrolera de acortar las brechas entre el área metropolitana y el resto de las provincias con aumentos diferenciados.

Los valores de referencia en esta parte del país quedaron en 67,09 pesos para el litro de nafta súper, 77,43 para la opción premium, 62,66 el gasoil grado 2 y 73,32 la unidad grado 3.

Horas más tarde, Shell y Puma también elevaron sus precios con un aumento similar. En el caso de la primera compañía, los nuevos valores vigentes quedaron en 67,99 pesos la nafta súper, 78,94 el litro de premium, y 65,19 y 74,80 para sus opciones de diesel y diesel premium.

En tanto, Puma Energy subió el litro de súper a 67,84, la premium alcanzó ahora los 77,79, mientras que sus opciones de gasoil pasaron a ubicarse en los 64,14 y 73,67, respectivamente.

Fuente: iProfesional