13/04/22

Imprevista restricción en el suministro de gas para la industria cordobesa

Primera restricción. Las fábricas cordobesas fueron notificadas por la distribuidora.



Industrias cordobesas fueron notificadas de que a partir de hoy verificarán restricciones en el suministro de gas natural, en una situación que genera incertidumbre por los argumentos esgrimidos desde Distribuidora de Gas del Centro (Ecogas).

Una decena de fábricas cordobesas que realizan uso intensivo de ese hidrocarburo recibieron la comunicación donde se les informa la baja de un 20 a un 30 por ciento en el suministro se motivan “en razones de fuerza mayor por parada técnica en la cuenca neuquina”, indica la nota.

Marcelo Uribarren, titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) confirmó la situación a La Voz y señaló que en la entidad fabril “causa extrañeza el motivo argumentado”. Todavía no se conoce cuándo concluirá la restricción.

“Uno supone que una parada técnica debe ser prevista con meses de anticipación para que las empresas puedan reprogramar sus esquemas de producción y no un día antes”, señaló el dirigente.

Los principales abastecedores de esa cuenta involucrados en el achicamiento de la oferta son Pan American Energy y Total.

Textualmente, la nota que recibieron las empresas cordobesa señala: “No estamos confirmando las totalidades de los volúmenes nominados, debido a circunstancias ajenas a este comercializador, imprevisibles e inevitables originadas en la fuerza mayor declarada por productores de cuenca NQN y NOA a partir del 11/04/2022″.

“El volumen de la mencionada restricción, representa un 60% de la participación de estos proveedores (Pan American y Total) en nuestra canasta de contratos de gas natural. Esta situación, por causas externas y totalmente ajenas a la compañía (Ecogas), se encuentra afectando de sobremanera la disponibilidad de gas natural para el mercado local y repercutiendo seriamente en las cantidades de inyección”, agrega.

Por lo expuesto, la distribuidora reconoció en esa nota enviada a las industrias cordobesas encontrarse “en una situación de fuerza mayor en los términos del Acuerdo y del Artículo 1730 y concordantes del Código Civil y Comercial de la Nación Argentina, respecto de la imposibilidad de dar curso a los suministros de volúmenes de gas natural acordados en la Oferta, en lo relativo a su cantidad mensual diaria (CMD) de contrato las restricción será de 88% equivalente a 26% de sus consumos operativos”.

“Dadas la situación actual de mercado, donde el gas es escaso aún a precios muy superiores al de la oferta que nos vincula por las condiciones actuales del sistema, nos vemos obligados a trasladar la fuerza mayor”, subraya la distribuidora.

Uribarren dijo que la comisión de Energía de la UIC “seguirá con atención la evolución de la situación”, dado el perjuicio que el freno imprevisto en el suministro le ocasiona a las fábricas.

Críticas de la mesa de la producción

Las restricciones al acceso al gas natural para las industrias generaron la inmediata reacción de la Mesa de la Producción de Córdoba. La entidad –conformada por 12 de las principales centrales empresarias de la provincia– emitió un duro comunicado que adjudica a la “imprevisión” la escasez de energía y el desabastecimiento.

“El primer efecto es en la cosecha de cereales y oleaginosas y ahora también en distintas industrias. En breve se comenzarán a sentir los efectos en las cadenas de abastecimiento y, por supuesto, en los precios finales de los productos. Es que la escasez, la falta de insumos y la necesidad de usar otras de fuentes de energía sustitutas son más onerosas, impactando en el producto final”, dice el comunicado.

La Mesa de la Producción recalcó que las autoridades fueron advertidas oportunamente de los efectos y consecuencias de la situación energética. “A pesar de haber realizado las advertencias en tiempo y forma, aún no han reconocido la seriedad de la situación, su impacto en todo el sistema productivo y en el consumidor final”, dice el escrito, que advierte que los problemas muy probablemente se agudizarán porque son producto de una gran falta de previsión. “No sólo no se tomaron decisiones racionales a tiempo si no que tampoco se avizoran estrategias de contención o mitigación en adelante”, señala el escrito.

Fuente: La Voz