22/04/22

Juicio a Cristina Kirchner: el perito oficial ratificó los millonarios sobreprecios en obras para Lázaro Báez

Eloy Bona declaró ante el TOF 2 y explicó su trabajo. Su colega designado por la fiscalía, Roberto Panizza, dio más detalles.


Una de las rutas que Lázaro Báez no concluyó. Foto. Maxi Failla

Entre los trece recursos que Cristina Kirchner tiene en la Corte Suprema de Justicia, están aquellos que buscan anular una pericia que está siendo analizada en el juicio oral por la presunta corrupción en la obra pública. En ese trabajo, los especialistas tenían que responder cuatro aspectos puntuales sobre cinco contratos testigo, de las 51 licitaciones que recibió Lázaro Báez. Los dos peritos, el oficial y el designado por la fiscalía, determinaron que en esas obras hubo sobreprecios de entre 170 y 200 millones de dólares. Ambos ratificaron esos números en el juicio y sostuvieron la metodología utilizada para llegar a esa conclusión. Uno de ellos, incluso, habló de obras que no respondían “a ninguna lógica”.

La pericia solicitada por el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) previo al inicio del juicio -pero que se incorporó cuando el mismo ya había iniciado- analizó cinco obras testigo. En 516 páginas, y una gran cantidad de documentación anexa, el documento fue firmado por el perito de la Corte Eloy Pablo Bona, el que trabajó en representación de la fiscalía, Roberto Panizza, y la perito designada por la defensa de Cristina Kirchner, Adriana Alperovich.

El primer punto que debían responder es si en ese conjunto de licitaciones, todas en manos del Grupo Austral, existieron sobreprecios. El perito Bona determinó que los mismos fueron por 170 millones de dólares con respecto al presupuesto oficial y más de 198 millones de dólares con respecto a las ofertas de las empresas de Báez en las licitaciones.

Por su lado, los peritos por parte de la Fiscalía, estimaron que hubo sobreprecios de 173,5 millones de dólares respecto a la sumatoria de los cinco presupuestos de las licitaciones, y respecto a los presupuestos de adjudicación hallaron una diferencia es de 202,1 millones de dólares.

En oposición a estos planteos, la perito Alperovich consideró que “los valores se encuentran dentro de valores que se corresponden con valores medios a la fecha de cada obra”.

En las últimas audiencias del juicio oral comenzaron a declarar los peritos para explicar punto por punto cómo arribaron a esas conclusiones y bajo qué metodología.

La prueba sobre la que se están realizando las audiencia en este juicio, fue solicitada por Cristina Kirchner, aunque ella había requerido que se periten las 51 obras viales que ganó el Grupo Austral durante los gobiernos K. Como sólo se tomaron cinco contratos testigos, la vicepresidenta acudió a la Corte para pedir que se anule el informe. El máximo tribunal aún no se expidió al respecto.

El punto A de la pericia buscó determinar si existieron “sobreprecios en la confección de los pliegos de condiciones y especificaciones técnicas particulares como así también en las ofertas realizadas por las empresas adjudicatarias”. Quienes se pronunciaron al respecto fueron el perito Bona, por la fiscalía Roberto Panizza. En el juicio defendieron sus conclusiones como la metodología aplicada.

Tanto Bona como Panizza ratificaron que en esas cinco obras viales hubo sobreprecios, frente a los cuestionamientos de las defensas que pusieron en duda los precios que se tomaron en cuenta para la tarea comparativa.

En representación de la fiscalía, Roberto Panizza dijo que utilizó como referencia los costos publicados en la revista El Constructor. En sus conclusiones sobre las obras en la Ruta 3 (que ahora está en manos de Cristóbal López) dijo que el valor era de 106.986.735 pesos. Esto arroja una diferencia de 37 millones con el monto con que se adjudicó. “Se pasa de 35 millones de dólares a 47 millones de dólares en relación al presupuesto de la empresa de Báez. Una demasía aproximada de 12 millones de dólares”, expresó.

Además, indicó que “hubo anticipos financieros mayores a los que hubieran correspondido”, y al “no concluirse las obras no se reintegró el total del anticipo financiero”. El monto final pagado cuando se detuvo la obra, para esta parte pericial, era de 711.071.918 pesos y el avance del obra era de un 43%.

Sobre esta ruta dijo algo más: “Se tomaron nueve años para hacer sólo el 24% del camino, pero se pagó en su totalidad”. Se trata de la obra conocida como Circunvalación Caleta Olivia - Comodoro Rivadavia, que s licitó en 2007 y aún no se concluyó. Durante la instrucción de la causa se había hablado de sobreprecios del 300% sobre esta obra organizada en tres licitaciones.

El criterio aplicado por el perito para arribar a los sobreprecios que firmó en el informe fue ratificado ante el TOF 2, integrado por los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso.

En un tramo, cuando hablo de obras “que no respondían a ninguna lógica”, Panizza contó que viajó a Santa Cruz para ver los caminos que estaban bajo análisis. Se encontró con rutas que eran en su totalidad “planicies, rectas, sin terraplenes como se señalaba en los contratos”. Habló de un camino de 1.600 metros que se dirigía a la estancia La Julia y que después no había más que ese tramo realizado.

Para Panizza, en el Tramo Estancia La Julia “el presupuesto de Austral resultó un 100% más elevado que el que determina esta pericia, una diferencia aproximada de 76 millones de dólares”.

Cuando concluyó su informe pericial, Panizza dijo que en las cinco obras analizadas, algunas de las cuales recorrió, “existe un sobreprecio total de 173.500.497 dólares en la sumatoria de los cinco presupuestos oficiales”. Esta diferencia representa un “55% de incremento en los Presupuestos Oficiales” Respecto a los presupuestos de adjudicación, calculó una disparidad de 202.140.616 dólares: “un 65% de incremento en los Presupuestos de Adjudicación”.

La próxima audiencia expondrá Adriana Alperovich, perito por parte de la vicepresidenta que negó la existencia de irregularidades y sobreprecios en los contratos.

Fuente: Clarín