07/04/22

Nueva tarifa de taxi en CABA: cuánto aumenta la bajada de bandera y la ficha

Luego de una audiencia pública realizada el pasado lunes, los taxistas esperan un aumento del 30% del valor del servicio para abril. Además, exigen incrementos cuatrimestrales para sortear la crisis del sector.



Este lunes 4 de abril el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) llevó a cabo una audiencia pública en la que se trató una nueva suba del valor del servicio de taxis en la Ciudad con el fin de "recomponer los gastos que recayeron sobre el sector en el último tiempo".

El gerente operativo de Taxis, Remises y Escolares, Mariano Rebord; fue quién propuso una suba del 30% sobre el valor actual del servicio: mientras que actualmente el valor de la ficha se toma a $11,10, se espera que en abril esta suba a $14,40.

De esta forma, la bajada de bandera -equivalente a 10 fichas- pasaría de $111 a $144. Además, por cada 200 metros recorridos se suma una ficha ($14,40), al igual que por cada minuto de espera.

Respecto al equipaje de mano, transportar una valija o bulto menor de 0,90 por 0,40 por 0,30 metros, seguirá siendo gratuito. Cada bulto adicional costará 72 pesos con el valor actualizado, esto equivale a cinco fichas.

Por su parte, la tarifa nocturna -servicios de 22:00 a 06:00- se calcula un 20% por encima de la diurna, por lo que la ficha pasará de $13,90 a $17,40 y la bajada de bandera será de $174 en lugar de los actuales $139.

Por cada minuto de espera se contabiliza una ficha extra ($17,40 más). El equipaje de mano, o una valija o bulto menor de 0,90 por 0,40 por 0,30 metros, es gratuito, mientras que por cada bulto adicional son 5 fichas, es decir, $87.

En base a estos valores, un viaje del obelisco a Constitución -de los más populares- pasará de $255,30 a $316,80 (12 fichas) mientras que para ir desde la misma ubicación hacia la Estación Retiro, se deberán desembolsar $388,80 en lugar de los $299,70 actuales (17 fichas).

El servicio de taxis acumuló durante el 2021 un incremento del 86,5% a través de tres subas distintas -un 35,6% más que la inflación del mismo período- y el último incremento se aplicó el pasado 1° de diciembre con un 30%. Sin embargo, cabe resaltar que durante el 2020 las tarifas se mantuvieron congeladas debido a la pandemia.

EL COMPLICADO PANORAMA DE LOS TAXIS EN CABA

"Consideramos que este incremento resulta indispensable para resolver el desequilibrio económico sobre la rentabilidad del servicio", remarcó Mariano Rebord luego de plantear los nuevos valores que esperan aplicar a partir de este mismo abril.

Los propietarios de los vehículos alegan que el servicio de taxis se encuentra "en una de las peores situaciones que ha atravesado el gremio en los más de cien años que lleva trabajando en la Ciudad de Buenos Aires", tal como indicó el conductor Jorge Patricio Celia en la audiencia.

Actualmente en CABA el servicio no resulta rentable debido a los altos costos para mantener el vehículo, además de renovar la licencia: "De casi 38.000 o 39.000, que eran los inscriptos con licencia, si hoy están trabajando entre 15,000 y 18,000 es mucho", recalcó Celia con el acuerdo de sus compañeros.

Según indican los taxistas, los valores actuales tornan casi imposible renovar las unidades, comprar los repuestos y pagar los seguros, los cuales aumentan por encima del valor del servicio de taxis: así, la flota que hoy funciona en la Ciudad se achica día a día, empujada también por la existencia de aplicaciones de transporte privado como Uber y Cabify, las cuales tienen menos regulaciones.

"Nunca antes había pasado que, habiendo trabajo, el taxi estuviera tan lejos de una rentabilidad acorde a la inversión y a la cantidad de horas que se trabaja", resumió otro de los conductores presentes, Gabriel Guerberoff. Y remarcó: "La tarifa, con este aumento del 30 por ciento, no llegará ni de cerca a recuperar lo perdido en los últimos años".

Ante este panorama, los presentes en la audiencia, quienes se mostraron de acuerdo con el incremento del 30% de la tarifa del servicio para abril; también instaron a mantener abierto el diálogo para volver a discutir una nueva suba cada cuatro meses, es decir, en julio y noviembre.

Fuente: El Cronista