25/05/22

Expectativa en Chubut por el hallazgo de nuevos yacimientos no convencionales

El ministro de Hidrocarburos, Martín Cerdá, reconoció un horizonte positivo para la industria y observó perspectivas alentadoras respecto al hallazgo de nuevos yacimientos en formaciones no convencionales.



“Hay un atractivo que hace particular a nuestra cuenca que es el hidrocarburo que tenemos en el Golfo por su bajo contenido en azufre” indicó. Y destacó el potencial en relación a los nuevos pozos que podrían replicar en menor escala, las características del yacimiento neuquino de “Vaca Muerta”.

“Hay un panorama positivo producto a exploraciones que se están haciendo en la cuenca en cuanto a sus primeros indicios; hay que seguir esperando y ser cautelosos con los estudios que se están haciendo porque llevan tiempo. Que haya indicios de rastros de hidrocarburos de esa formación no tradicional abren una expectativa importante a futuro, esperando que puedan concluir en buenas noticias para nuestra cuenca”.

El ministro anticipó que se necesita aguardar los resultados de los análisis para definir el nivel de calidad del hidrocarburo. “Hay que definir si es similar a los reservorios de Vaca Muerta. A priori es un componente liviano que tiene la similitud y la particularidad de lo que hoy producen los reservorios no convencionales en Neuquén. La primera conclusión es que pueden ser yacimientos similares, falta mucho por estudiar ya que en base a los resultados se tratará a futuro un posible plan de exploración”.

Cerdá destacó que se mantiene un buen nivel de actividad y resultados satisfactorios en algunos reservorios. “Tuvimos reuniones de seguimiento de inversiones y cómo viene la actividad, los resultados asombran porque tienen un buen resultado en la recuperación terciaria en Pampa el Castillo y lleva a pensar en algún tratamiento de perforaciones para esa zona en los próximos años”. E indicó que esto implicaría movimiento de equipos, generación de puestos de trabajo y eventualmente, una mejora en el precio internacional del barril de crudo.

Fuente: Revista Petroquímica