12/05/22

YPF ganó $ 26.000 millones en el inicio de 2022

La petrolera de gestión estatal YPF tuvo un buen primer trimestre. Cómo le fue con su producción en Vaca Muerta.



La petrolera YPF obtuvo en el primer trimestre del año una ganancia neta de más de $ 26.000 millones y su producción creció un 16% interanual, lo que le permitió alcanzar un nuevo récord en el segmento de hidrocarburos no convencionales.

De acuerdo al reporte de YPF de sus resultados consolidados del primer trimestre de año, el Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos y amortizaciones) de la compañía alcanzó los 972 millones de dólares, un 27% superior al mismo período del año anterior.

Este incremento se explicó por el aumento de los precios de venta en casi todos los segmentos, incluyendo precios de combustibles más altos y un considerable aumento en el precio de otros productos con correlación a cotizaciones

internacionales, junto al aumento de la producción de crudo y gas, y la reducción de costos operativos.

De esta manera, la compañía informó al mercado que logró consolidar una ganancia neta de $ 26.417 millones frente a una pérdida de $ 2247 millones del primer trimestre de 2021.

En el período, los ingresos ascendieron a u$s 3635 millones, siendo similares a los del último trimestre de 2021 y representando un aumento del 37,3% respecto al primer trimestre del año pasado.

La compañía también inició la ejecución de su plan de inversiones de u$s 3700 millones para 2022 y durante el primer trimestre del año invirtió u$s 748 millones, más de un 50% respecto al mismo período de 2021.

La producción total de hidrocarburos totalizó 506.000 barriles equivalentes por día, representando un incremento del 16% interanual y del 5% respecto al trimestre anterior, de lo cual la producción de crudo creció 7% y la producción de gas se incrementó un 20% respecto al primer trimestre de 2021.

La actividad no convencional continuó siendo el principal eje de crecimiento de la compañía, ya que la producción total de shale (Vaca Muerta) llegó a un nuevo récord: durante el primer trimestre del año se duplicó respecto al año 2021, representando actualmente un 38% de la producción total de la compañía.

La producción de crudo no convencional mostró un crecimiento del 52% mientras que la producción de gas no convencional aumentó un 140% en relación con igual trimestre del año anterior.

Por el lado del segmento de Downstream -refinación y comercialización-, las ventas domésticas de combustibles del primer trimestre del año resultaron un 6% por encima de los niveles prepandemia del primer trimestre de 2019.

Los niveles de procesamiento en las refinerías crecieron un 3% respecto al año anterior, alcanzando en el primer trimestre una tasa de utilización del 86%, y una utilización del 90% en el mes de marzo.

Por último, en materia financiera, el flujo de caja libre fue positivo por octavo trimestre consecutivo en u$s 391 millones, lo que permitió disminuir una vez más la deuda neta de la compañía en u$s 359 millones, alcanzando un nivel de u$s 5912 millones.

Adicionalmente, el ratio de endeudamiento neto se ubicó en 1,46 veces en relación con el Ebitda ajustado.

Fuente: El Cronista