23/06/22

Comenzarán a construir el tercer carril en la autopista a Buenos Aires

Las obras se pondrán en marcha en el segundo semestre en el tramo que va desde la Circunvalación local hasta la AO12, en Alvear.



En el segundo semestre del año Vialidad Nacional iniciará la construcción del tercer carril de la autopista Rosario-Buenos Aires en territorio santafesino. Se trata de un tramo de unos 10 kilómetros que van desde la Circunvalación local hasta el cruce con la A012. La obra incluye un nuevo acceso a la localidad de Alvear y dos nuevos puentes a la altura del arroyo Saladillo, en el límite con Villa Gobernador Gálvez.

La novedad fue confirmada a La Capital por fuentes de Vialidad Nacional distrito Santa Fe tras la publicación de un decreto presidencial que le asignó a la provincia unos 3.000 millones de pesos para esta intervención, y otros dos mil millones para obras clave entre lo que resta de 2022 y el año próximo.

Lo hizo a través de una norma que modificó el presupuesto del año en curso, tras el rechazo parlamentario al proyecto original a finales del año pasado.

Se trata de un anexo del mismo decreto 331 que firmó el presidente Alberto Fernández la semana pasada que contempló un severo ajuste en los subsidios al transporte del interior del país, y que ya cosechó fuertes críticas. Una de cal y otra de arena.

El apartado con las obras viales contiene partidas para mejorar tramos deteriorados de la autopista a Córdoba y varios tramos de la ruta 33. También incluye la reconstrucción de la RN 95, entre San Bernardo y Villa Minetti, y fondos para mejorar la RN 11 desde Reconquista a Resistencia.

“Es una muy buena noticia la inclusión de partidas presupuestarias para todas estas obras. En especial el tercer carril de la autopista a Buenos Aires en parte del tramo santafesino, que es una intervención fundamental”, destacaron desde Vialidad Nacional.

Desde que se publicó el texto en el Boletín Oficial los equipos técnicos del Distrito Siete de Vialidad estuvieron analizando planillas, planos y documentos para definir con precisión los alcances de las nuevas partidas distribuidas por la Casa Rosada.

“Ante la falta del presupuesto 2022 aprobado como todos los años por el Congreso, cada tanto hay reasignaciones de partidas y actualizaciones. Es todo muy dinámico”, agregaron.

En el decreto de referencia se incluyeron cerca de 3.000 millones de pesos para la construcción del tercer carril de una parte del tramo santafesino de la autopista a Buenos Aires. Se trata de unos 10 kilómetros que van desde la Circunvalación local hasta el cruce con la A012.

En detalle

“Es una obra que estaba incluida en uno de los corredores de los PPP (contratos de Participación Público Privada) que se habían lanzado durante la gestión anterior (en el gobierno de Mauricio Macri) y que fueron suspendidas por sospechas de sobreprecios”, apuntaron desde Vialidad.

La intención de las autoridades es iniciar cuanto antes la obra, en el transcurso del segundo semestre de 2022. El proyecto contempla dos años de plazo de trabajos.

También incluye levantar dos puentes sobre el arroyo Saladillo, uno por sentido de circulación. Estos nuevos viaductos, de 144 metros de largo cada uno, tendrán tres carriles por mano, por lo que se deberán demoler las actuales estructuras. Asimismo, se construirán otros dos nuevos puentes sobre las vías del ferrocarril Mitre, a la altura del kilómetro 283, con remoción de los existentes.

Además, se contempla la construcción de un puente para completar el intercambiador de acceso a Alvear, por calle Piedrabuena. Y se readecuarán los ingresos y egresos en el actual intercambiador que vincula la autopista con Villa Gobernador Gálvez por RP22.

Para etapas posteriores se apuesta a continuar el tercer carril de la autopista en el tramo santafesino hasta el norte de la provincia de Buenos Aires, a la altura de San Nicolás. Y luego poder llegar hasta la localidad de Zárate donde finaliza el tercer carril ya construido hasta la autopista Panamericana.

Auge y ocaso de un plan insignia del macrismo

En julio de 2018, hace casi cuatro años, el ex ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, firmaba los primeros contratos de Participación Público Privada (PPP). La gestión de Mauricio Macri apuntaba a realizar 60 proyectos por más de u$s26.000 millones en cinco años.

Las empresas concesionarias se comprometían a obtener el financiamiento y hacer las obras, y el Estado les entregaba a cambio la explotación comercial de las rutas y autopistas licitadas. Al llegar el Frente de Todos a la Casa Rosada el programa se desarmó en medio de fuertes sospechas de corrupción y sobreprecios.

La semana pasada en la ciudad de Santa Fe el presidente Alberto Fernández denunció: “Las obras que estaban previstas hacer con las PPP a nosotros nos cuesta un 30 por ciento de lo que estaban valuadas. Es decir, que había un 70 por ciento de sobreprecios en cada una de esas obras”.

“La ruta 33 era parte de los PPP que los supuestos hacedores de la modernidad iban a utilizar para poder hacer más rápido las obras. Lo cuento para que esos ladrones de guante blanco que tanto se ofenden porque los llamo así, se den cuenta que no son otra cosa que ladrones de guante blanco”, disparó desde la capital santafesina.

Fuente: La Capital