09/06/22

El gobierno no le pagó el anticipo a Techint y el gasoducto entró en un limbo

Si bien el inicio de obra fue anunciado por el Presidente en Abril, en los hechos nunca arrancó. La causa judicial suma una nueva traba a las dificultades de financiamiento que el Gobierno venía negociando con Rocca.



La construcción del gasoducto Nestor Kirchner, obra fundamental para la economía argentina, nunca arrancó y todo parece indicar que permanecerá en el limbo. El propio CEO de Techint, Paolo Rocca, reconoció este martes que ante la interna política y ahora la causa judicial es probable que el gasoducto no se termine el año que viene como anunció el Gobierno: "El próximo invierno pagaremos el gas a 28 dólares en lugar de 4 dólares", sentenció.

A pesar de que el inicio de la obra del gasoducto Nestor Kirchner fue anunciado por el Presidente de La Nación en el mes de abril, fue recíen a principio de mayo, que el Gobierno Nacional adjudicó la licitación de cañerías para el gasoducto a la Empresa SIAT del Grupo Techint, único oferente. La compañía de Rocca tiene el monopolio en la región de ese insumo y a nivel global sólo compite con China y Canadá.

En ese mismo decreto presidencial de febrero pasado se determinó que se constituiría un fideicomiso de administración y financiero, denominado Fondesgas para realizar la administración, total o parcial, de las obras, designando a Energía Argentina (Ex Ieasa) como el fiduciante y al BICE como fiduciario. Los recursos del fideicomiso se constituyen con los fondos derivados de la Ley 27.605, conocida como Aporte Solidario o impuesto a las grandes fortunas, a los que se suman otros fondos específicos de la Secretaría de Energía.

Pasados mas de tres meses, finalmente se firmó el contrato para la conformación del fideicomiso de administración y financiero del Fondo de Desarrollo Gasífero Argentino que permitirá administrar los bienes que serán utilizados para la construcción del gasoducto.

Los últimos días de mayo nos prometieron un anticipo por el 40% del total adjudicado pero todavía no nos pagaron nada. Estamos negociando.

Los fondos asignados hasta el momento ascienden, a poco más de 178.000 millones de pesos, de los cuales más de una tercera parte, unos 60.200 millones, provienen de lo recaudado en 2021 por el Aporte Solidario. Se trata del 25% del total obtenido por el Fisco con este gravamen.

Sin embargo Rocca todavía no recibió ni un peso, pese a que el Gobierno había anunciado que ya le pagó el 40% del contrato, unos 26 mil millones de pesos. "Los últimos días de mayo nos prometieron un anticipo por el 40% del total adjudicado pero todavía no nos pagaron nada. Estamos negociando", contó a LPO una fuente de la empresa.

Ante la consulta de este medio, desde el gobierno ahora respondieron: "No le vamos a pagar los caños, hasta que los caños no lleguen. Todavía no trajo ni un solo caño".

se decida a firmar el decreto que permite sacar divisas del país a las petroleras que operan en Vaca Muerta. Necesita los dólares para pagar los laminados que una subsidiaria de Techint tiene en Brasil con una socia japonesa", relató una fuente del sector.

Con esto, a las dificultades que pesan sobre la ejecución del financiamiento, se suma así el problema de que los fondos disponibles se contabilicen en pesos. Porque si bien el Aporte Solidario se estimó en dólares, se recaudó en moneda local. "La diferencia del tipo de cambio les jugó muy en contra porque se demoraron mucho en adjudicar la compra", afirmó esta fuente, que además agregó: "Ninguna obra de esta envergadura se hace con finaciamiento del Tesoro, no existe experiencia similar en el mundo donde las obras públicas obtienen otras fuentes de financiamiento, como bancos de fomento u organismos de crédito".

Desde la oposición la lectura que hacen es que el kirchnerismo no quiere realizar una obra porque creen que van a perder las elecciones y la capitalizaría la actual oposición. "Todo el tiempo meten palos en la rueda", afirmó un referente de Juntos.

Desde la oposición la lectura que hacen es que el kirchnerismo no quiere realizar una obra que van a capitalizar ellos con un posible triunfo en 2023 "Todo el tiempo meten palos en la rueda", afirmó a LPO un referente de Juntos, que además subrayó "mientras tanto sigue la importación de GNL en barcos a cifras multimillonarias, que es un negocio histórico del kirchnerismo desde la época de De Vido".

Pero además ahora la licitación se judicializó con la intervención del juez federal, Daniel Rafecas, frustrado candidato a procurador de Alberto Fernández. Rafecas incluso allanó las oficinas de Energía Argentina para retirar el pliego de licitación que ganó Techint. "Puro show, el pliego esta colgado en internet", explicaron desde la empresa a LPO.

El propio Rocca reconoció que la judicialización trabará la obra. "El sentido común se perdió, empezaron las múltiples grietas y se judicializó, ahora no tendremos en el próximo invierno el gasoducto", dijo este martes en su charla en AEA.

Inmune a estas preocupaciones, Rafecas llamó a declarar como testigos al ex ministro, Matías Kulfas y al funcionario que tenía a cargo la unidad ejecutora de la obra, Antonio Pronsato, que renunció justo antes que estallara el escándalo, con un timming sorprendente por su precisión. El juez convocó además a una audiencia oral con expertos a designar por cuatro empresas que extraen gas en Vaca Muerta, Pluspetrol, YPF, Tecpetrol y Total Austral, para que expliquen sobre los requerimientos técnicos exigidos para la construcción del gasoducto en cuestión.

"Lo llamativo fue la orden judicial a pedido del Fiscal Stornelli de secuestrar el pliego de licitación de la obra, que se encuentra publicado en la página web de Energía Argentina desde el viernes", reiteraron a LPO desde la Secretaría de Energía y advirtieron que "en el juzgado confunden las dos licitaciones, por un lado la compra de los caños y por otro la obra civil. El juez todavía no entiende nada de lo que está pasando", lo que sugiere que la obra seguirá complicada judicialmente por un largo tiempo.

Fuente: LPO