18/07/22

Vaca Muerta se agranda y expande su frontera al sur

El mapa de actividad en la formación shale sigue creciendo y sumará pozos en áreas cercanas a Senillosa y Cutral Co. Desde Pampa Energía y Tecpetrol apuestan a realizar pozos en los márgenes suroeste de la roca generadora.


La formación shale consolida un nuevo polo en la zona norte y comienza a sumar pozos en el extremo sur. (Foto: Matías Subat)

Apoco más de doce años de la perforación del pozo pionero de Vaca Muerta, allá por mayo de 2010, la actividad en la formación shale no solo ha ganado peso al punto de representar hoy el gran polo productivo tanto de gas como de petróleo del país, sino que un grupo de empresas están apostando por estos días a extender aún más las fronteras del desarrollo, explorando los márgenes sur y norte de la roca madre.

Durante las recientes 9° Jornadas de Energía desarrolladas por el diario Río Negro, dos empresas revelaron que a la brevedad comenzarán a perforar una serie de pozos en la zona sur y suroeste de Vaca Muerta, un área que está prácticamente virgen en materia de pozos shale.

Se trata en un caso de la firma Tecpetrol, el brazo petrolero del Grupo Techint que avanza en el desarrollo de un piloto exploratorio en el bloque Los Bastos, un área convencional que se emplaza en la zona cercana a la localidad de Senillosa.

Allí, el director regional de Cuenca Neuquina y Vaca Muerta de la compañía, Martín Bengochea, explicó que la operadora ya realizó el primer pozo con destino shale, lo cual lo convierte en uno de los pozos más cercanos a la ciudad de Neuquén capital.

Este pozo de exploración se emplaza en el yacimiento Puesto Parada, dentro de Los Bastos, y ya está en producción arrojando de momento un buen nivel de producción.

“Este es un sector borde de Vaca Muerta, donde la formación es más somera, está a unos 2.000 metros y donde hay menos presión”, explicó Bengochea a Energía On y señaló que “estamos ensayando el pozo con buenos resultados y prevemos realizar 3 pozos más piloto”.

En este caso, como se mencionó la producción buscada es petróleo, algo que no es el objetivo que desde Pampa Energía se perseguirá en su tradicional bloque gasífero de tight, El Mangrullo.

Emplazado en la zona de Cutral Co, en el centro de la provincia de Neuquén, la compañía liderada por Marcelo Mindlin apunta los cañones a comenzar a explorar Vaca Muerta en ese mismo bloque, tras finalizar recientemente la campaña de producción de tight gas.

El director de Comercialización y Midstream de Pampa Energía, Santiago Patrón Costas, explicó a Energía On que están empezando a proyectar las primeras perforaciones ya no con destino al tight de la zona, sino directamente a la roca madre de Vaca Muerta.

El objetivo de la firma es continuar con la producción de gas, aunque advirtió que esta nueva etapa del desarrollo del bloque dependerá por un lado de qué suceda con los planes de incentivos a la producción tanto actuales como por venir, y también a la puesta en marcha del gasoducto Néstor Kirchner.

Pero si algo ya tiene definida la empresa es, según precisó Patrón Costas, que “la campaña de pozos tight ya terminó, y es lo que nos permitió llegar este año a los niveles de producción que estamos teniendo”.

El polo norte de Vaca Muerta

En la punta opuesta de Vaca Muerta, en el extremo norte, mucho más cerca del límite con Mendoza, hay otro grupo de áreas que están ya no solo impulsando un corrimiento de la frontera de la formación shale, sino que por el peso que están teniendo, han comenzado a dar los primeros pasos para consolidar un segundo polo productivo dentro de Vaca Muerta.

En este grupo de áreas se encuentran los desarrollos por ejemplo de Chevron en El Trapial Este, un bloque que en este año fue reconvertido en una concesión de explotación no convencional y que ya tiene buenos niveles de producción.

En la misma zona, ExxonMobil centra sus operaciones con el desarrollo que posee en Bajo del Choique-La Invernada. En este sector, el lead country manager de la firma, Daniel De Nigris, destacó durante las 9° Jornadas de Energía que “los niveles de productividad son muy altos, de los más altos que hemos visto”.

Y recordó que “durante la pandemia pasamos a un piloto el bloque de Los Toldos II Oeste que vamos a estar ejecutando el año próximo”, un bloque ubicado en esta zona más cercana a Rincón de los Sauces que a la localidad de Añelo.

En esta misma región es donde Tecpetrol también pisa el acelerador en su desarrollo en la búsqueda de petróleo en el área Los Toldos 2 Este, el bloque vecino al de ExxonMobil en donde la operadora ya puso en producción los primeros dos pozos, y está en estos momentos fracturando un pad de 3 pozos que esperan poner en producción el mes que viene.

En este punto, Bengochea coincidió con De Nigris en el alto potencial que estudian en la zona norte de Vaca Muerta, ya que explicó que al tener un grosor mayor, es posible que los pozos puedan ser orientados a más de un nivel de navegación, incrementando así la producción que logren obtener.

Actualmente, la formación cuenta con 45 concesiones para la explotación no convencional otorgadas por el gobierno neuquino, de las cuales apenas un tercio (exáctamente 15) han logrado llegar al desarrollo pleno tras completar con éxito las fases de estudio.

Con ese nivel de desarrollo a escala industrial en apenas el 10%_de la superficie de Vaca Muerta, los niveles de producción alcanzados en mayo ya situaron a la formación como la zona más productiva de todo el país, concentrando el 40% de la producción de petróleo con 234.000 barriles por día, y el 39% de la producción de gas del país con casi 52 millones de metros cúbicos por día.

Mientras desde el gobierno neuquino el mismo gobernador Omar Gutiérrez vaticinó que espera que a finde año se llegue a las 50 concesiones otorgadas, todos los actores del sector coinciden en que el nivel de desarrollo que se logre alcanzar de ahora en más dependerá de la ampliación de los oleoductos y gasoducto y del acceso al talón de Aquiles del gobierno como son las divisas.

La vaca verde: la apuesta de las operadoras a reducir emisiones

Junto a los planes de expansión de las fronteras de Vaca Muerta ya son varias las operadoras que paralelamente buscan que sus operaciones tengan una menor huella de carbono.

Uno de estos casos es el de Shell que logró que su planta de tratamiento de petróleo funcione con energía proveniente del sistema interconectado nacional.

Este cambio, marca que la compañía dejó de utilizar otros sistemas de alimentación, como los motores diésel que se ven en muchos yacimientos. E implica a futuro que, de existir oferta, se podría incluso alimentar las instalaciones con energía eléctrica proveniente de desarrollos renovables.

Al igual que la firma angloholandesa, la mayoría de las operadoras están mutando la forma en la que se nutren de la energía necesaria para sus proyectos, un proceso que tiene sus propios desafíos ya que algunos bloques se encuentran muy alejados de los tendidos de líneas eléctricas.

Entre las propuestas que se busca implementar en esta búsqueda de una “vaca verde”, con menor generación de emisiones, se encuentra el uso de energía eléctrica para alimentar los equipos de fractura que hoy funcionan a gasoil y que consumen cerca de 12 millones de litros de gasoil al mes.

“Debemos hacer las operaciones más eficientes pero también con una menor huella de carbono”, fue el mensaje que dejó el presidente de Shell Argentina, Sean Rooney, durante las 9° Jornadas de Energía del diario Río Negro en las que anunció su retiro.

Fuente: Río Negro